BAQUIA

Roban miles de datos de Monster.com

Miles de nombres, números de teléfono y direcciones de correo electrónico han sido robadas de las bases de datos del portal de búsqueda de empleo Monster.com. Symanytec, una empresa de seguridad, descubrió el robo después de que uno de sus operarios se diera cuenta de que en un servidor alojado en Ucrania se almacenaban 1.6 millones de datos personales extraídos de Monster.com, cuya base se encuentra en Nueva York.

Para cierto consuelo de los afectados, los ladrones no han conseguido hacerse con información más sensible, como datos bancarios o números de tarjetas de crédito, ya que dichos datos no aparecen en las fichas de los usuarios de Monster.com, de donde los delincuentes obtuvieron información de cientos de miles de personas.

Parece ser que su principal objetivo eran las direcciones de correo electrónico de los registrados en Monster. De hecho, muchos afectados recibieron un mensaje con la apariencia corporativa de Monster, en realidad un phishing, que les apremiaba a instalar un software para ayudarles en su búsqueda de empleo.

En realidad, el archivo instala dos tipos de peligrosos programas: uno de ellos es un keylogger, que registra las contraseñas que el usuario utiliza al acceder a una cuenta bancaria; el otro es un ransomware, un programa que secuestra partes vitales del ordenador para demandar un rescate de 150 dólares para liberarlas.

Los delincuentes consiguieron apoderarse de los datos después de infectar miles de ordenadores con un troyano, que se conectaba a Monster utilizando la contraseña real del incauto usuario. Después, recolectaba datos rastreando entre los miles de fichas de candidatos accesibles en la web, que enviaba al servidor ucraniano.

Patrick W. Manzo, vicepresidente de Monster, excusó a su compañía del robo de información, alegando que éste no se había producido aprovechando algún tipo de fallo en los sistemas de seguridad, sino apropiándose de contraseñas reales de usuarios de Monster.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios