BAQUIA

Salon sigue sin abandonar las pérdidas

Salon Media Group Inc., editora de una de las revistas online más populares de Internet, Salon.com, redujo un 43% las pérdidas durante su primer trimestre fiscal, que concluyó el 30 de junio. Los ingresos se mantuvieron en línea con la cifra registrada hace un año.

Las pérdidas netas ascendieron a los 1,66 millones de dólares, o 12 centavos por acción. Hace un año por estas fechas se dejó 2,92 millones de dólares, o 22 centavos por título.

La facturación apenas ha experimentado cambios de un año para otro. La compañía metió durante este periodo 972.000 dólares, mil menos de lo conseguido en el mismo trimestre de 2001.

Si se toma como referencia el cuarto trimestre fiscal, Salon ha ido a peor. Entonces las pérdidas ascendieron a los 1,35 millones de dólares. No obstante, los ingresos han experimentado una ligera mejora, ya que hace tres meses facturó 951.000 dólares.

La revista online sigue nutriendo sus cuentas de los ingresos provenientes de la publicidad. Aunque cada vez la cantidad sea menor. Hace un año consiguió 600.000 dólares a través de esta forma, mientras que en el primer trimestre de 2002 apenas ha llegado al medio millón. Sin embargo, comparado con el trimestre anterior los ingresos por publicidad han aumentado un 2%.

Salon ha sido otra de las empresas de Internet que ha intentado sortear la crisis de la publicidad online adoptando nuevas formas de negocio con el fin de aumentar los ingresos. El cobro por contenidos fue su apuesta más fuerte hace poco menos de año, pero la estretagia no ha obtenido los resultados previstos. En su primer trimestre de 2002, la revista incrementó su cuota de lectores de pago en 12.700 personas, lo que deja el número total de suscriptores en 47.700.

La crisis por la que atraviesa Salon (en numerosas ocasiones ha llegado a temerse por su futuro) puede resolverse en breve. La compañía asegura que recibirá una inyección de capital proveniente de un grupo de 11 inversores más pronto que tarde. Asimismo indicó que está en conversaciones con un banco, del que prefirió no dar nombres, para que le concedan una línea de crédito que le permita respirar unos meses más.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios