BAQUIA

Sangre de emprendedor

¿Por qué hay tan pocos emprendedores en España? En estos días, Baquía está realizando una promoción con Négone. Ya hemos explicado el proyecto de Négone. Lo que no todo el mundo sabe es que la idea original y el sudor necesario para su puesta en marcha se deben a Jorge Juan García y a su hermana Silvia.

Ambos crearon Netjuice cuando Jorge Juan apenas tenía 29 años y Silvia 26. Ambos tenían el convencimiento de que juntos, eran una fuerza imparable. Son como el fuego y el agua. Jorge es la hoguera, Silvia el remanso del que no hay que fiarse. Debajo de su tranquilidad vive una mente de ingeniero nato. A todo le da sentido. Parece distante y sin embargo, está siempre encima del proyecto, le da equilibrio. A cualquier proyecto. Négone es el primer fruto de su nueva empresa, Differendgames, y el local que les invitamos a visitar con un grupo de amigos no es más que su primer intento en la generación de un ocio nuevo, compartido y distinto. A unos les apasionará, otros preferirán las tardes de fútbol, pero es difícil que a nadie deje completamente indiferente. La idea la empezaron a fraguar cuando Netjuice buscaba nuevos proyectos. Ahora, la han llevado a cabo.

Como ya hicieran en Netjuice, los hermanos García se han vuelto a jugar todo en la nueva empresa. Inversiones que han servido para captar a unosos socios de primera magnitud, y que no hubieran participado en el proyecto si no hubiesen sido impresionados por el convencimiento, el riesgo asumido y el trabajo inicial de ambos hermanos.

Cuando se inauguró Négone, el equipo responsable, con ambos hermanos a la cabeza, apenas durmió 20 horas en la semana previa a la apertura. Están siempre en ello: no paran de testar nuevas ideas, hablar con los visitantes, hacer encuestas, modificar el juego, mejorar los resultados del grado de satisfacción de los visitantes.

Son emprendedores. Lo que en EEUU se llamaría \”emprendedores compulsivos\”. Sus homólogos americanos, más favorecidos por en entorno, tendrían ya 5 o seis empresas en paralelo. En España es tan difícil sacar adelante un proyecto, un solo proyecto, que un emprendedor no puede arriesgarse a invertir en varios. Es necesario que su atención se concentre cada día en el proyecto que quiere sacar adelante.

Háganse un favor y visiten Négone

Baquía admira al emprendedor. Cualquier emprendedor. Siempre tendrán un rincón para ellos en nuestra publicación. Jorge Juan y Silvia son amigos; a Iván Manresa no le conocemos, pero desde aquí invitamos a todos a participar en la búsqueda de nuevo de emprendedores hispanos. Recientemente, nuestros lectores han seguido con entusiasmo el concepto de las Netnografías, un proyecto de otros emprendedores, Luis García de la Fuente y Fernando Polo, que demuestra que la Red sigue pulsando en España. Aunque sea para unos pocos.

Háganse un favor y visiten Négone.

No les podemos garantizar el resultado. La experiencia es única para cada persona y diferente en su aceptación y grado de intensidad. Ya hay grupos que son habituales. Cada semana visitan Négone con un grupo cambiante de amigos. Son los introductores del juego entre sus amistades.

Si van, no olviden rellenar el cuestionario de satisfacción que tienen a la salida, merece la pena. Se trata de un nuevo entorno de ocio que nadie conoce. Todos están aprendiendo. La gente de Négone se precia de escuchar. Hábleles.

España necesita emprendedores. Gente dispuesta a inventar el futuro. ¿Quién sabe? Quizás la visita a Négone le sirva para comprender que el futuro puede uno esperarlo tranquilamente en su puesto de funcionario en el Ayuntamiento o en el Gobierno, o construírselo. Cada uno a su manera. Sí, ya sé que es más fácil dejarse llevar.

La sangre le impide al emprendedor/a quedarse quieto/a. Pero no crean que, como parecía en la época del dinero abundante para inversiones de todo tipo, simplemente la idea ya es el futuro: la idea es sólo importante si sirve de primer paso hacia el proyecto. Luego vendrán más sangre, sudor y lágrimas.

Por eso quiero cerrar este artículo dedicándolo a todos los emprendedores que he conocido. Pocos. Y a quienes lo quieren ser. Mis mejores deseos para que su idea se convierta en proyecto y éste en negocio rentable. Desgraciadamente, sin rentabilidad nada perdura en una sociedad capitalista.

Ah! muchas gracia a todos los lectores de Baquía que se han registrado -aprovechando la oferta gratuita- para visitar Négone. El éxito ha sido tal que hemos conseguido una extensión durante la totalidad del mes de Octubre, así que si todavía se lo está pensando, junte a 5 o 10 amigos y visíteles. Solo tiene que hacerlo a través de nuestra página para que les salga gratis la prueba.

Merece la pena.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios