BAQUIA

Scour regresa con un servicio de ínfima calidad

Apenas ya nadie lo recuerda, pero hace apenas dos años Scour fue el \’otro\’ programa, después de Napster, que permitía descargar gratuitamente canciones de Internet. Numerosos problemas legales le obligaron a cerrar sus puertas y declararse en bancarrota en octubre de 2000 cuando contaba con 4,5 millones de usuarios. Esto no ha sido óbice para que, dos años después, vuelva con la cara lavada de la mano de una gran discográfica como Sony.

Aunque Scour pertenece a CenterSpan Communications, su tecnología está siendo utilizada por la discográfica para promocionar a cinco de sus artistas, conocidos por sus promotores y pocos más: B2K, Five for Fighting, Macy Gray, Flickerstock y John Mayer.

Los internautas que accedan a la página de Scour podrán bajarse una canción del último disco de cada artista y escucharla (sólo en su ordenador, nada de copiarla a CD) durante los 30 días que dura la promoción. El usuario podrá enviar las canciones a otros amigos registrados en Scour.

La única novedad que aporta este nuevo servicio es que por primera vez una discográfica utiliza el sistema Peer to Peer (P2P) para promocionar a sus cantantes. CenterSpan ha tenido que pagar a Sony 4,5 millones de dólares por colgar estos temas en su página web.