BAQUIA

Sectores atractivos para el B2B: el sector químico

Factores como el tamaño de un mercado, su grado de fragmentación o su configuración interna ayudan a determinar el atractivo que presenta un sector determinado para traspasar su actividad a la Red. De acuerdo con estos factores, el químico se presenta como uno de los sectores de mayor atractivo, cuya actividad llegará a suponer el 12% de todo el B2B español en el año 2003.

Más información en El Business to Business en España y las oportunidades sectoriales

Tamaño y configuración del mercado

La química mueve anualmene a nivel mundial 1,7 trillones de dólares. Su cifra de negocio para España en 1999 fue de 25.000 millones de dólares, lo que representa un 4,5% del PIB.

Un análisis de la configuración de este sector permite determinar cuál es su potencial para traspasar su actividad a la Red. Dentro de los segmentos que conforman este sector, se analizan aquellos que darán lugar al mercado online, casi inexistente en España en la actualidad.

Cabe establecer una subdivisión inical en dos grupos: química básica y química especializada.

  • La química básica presenta un gran atractivo para traspasar su comercialización a la Red: se trata de productos estandarizados cuyos costes de comercialización y de adquisición de materias primas se verían reducidos en gran medida.

    En este grupo se encuentran productos como los plásticos, el caucho sintético, la petroquímica o las fibras químicas, caracterizados por ser productos indiferenciados de escaso valor añadido, que se intercambian en grandes volúmenes. Suponen un 40% sobre el total de la química.

  • El segundo grupo lo constituye la química especializada, donde el mayor coste radica en el proceso productivo y no en la materia prima, como en el caso de la química básica. Internet se presenta como una herramienta de gran atractivo para este segmento, ya que permite reducir estos costes de proceso.

    Aquí se incluyen productos como los fertilizantes en agroquímica, además de la farmaquímica y la química transformadora. En este último grupo se recogen las pinturas, adhesivos o pigmentos, entre otros. Son productos de márgenes mayores y más estables, con elevadas barreras centradas en la tecnología y en la importancia de la relación con el cliente; su crecimiento entre 1998 y 1999 fue de un 9,8%.

Dentro de los distintos grupos que configuran el sector químico, no todos ellos presentan un mismo nivel de adaptación para operar en la Red.

Dentro del grupo de productos delicados se incluyen explosivos y drogas. Los estrictos controles de supervisión y calidad a los que están sujetos, además de las medidas gubernamentales, impiden el traspaso de la actividad de este tipo de productos a Internet. Este grupo supone entre un 10% y un 20% de la actividad química total.

Por otro lado, debe tenerse en cuenta la velocidad a la que se va a realizar esta conversión. Así la química básica se traspasará a Internet con mayor rapidez que las especialidades, puesto que los clientes demandan un nivel de servicio técnico mucho mayor para las especialidades químicas, que necesitará más tiempo hasta que pueda ser ofertado.

Se estima que las empresas del sector químico llegarán a mover en su conjunto 1.514 millones de dólares en 2003, lo que supone un 8% de su mercado total. Observando el caso de Estados Unidos, un mercado notablemente más avanzado que el español en este campo, se estima que esta tasa llegue hasta un 15% para 2003.

Fragmentación

Entre los factores esenciales para el éxito de un B2B se encuentra el conseguir una masa crítica suficiente, así como una transparencia que muchas veces no existe en el mundo offline. Para conseguir esto es fundamental que un número suficientemente amplio de participantes se integren en los B2Bs.

Desde un análisis nacional del sector se comprueba que el número de empresas que puede llegar a integrar un B2B es ciertamente reducido. Sin embargo, dado el fuerte carácter internacional de la química, con una participación muy importante del capital extranjero, las posibilidades en cuanto al número de intervinientes posibles se amplían.

En España se pueden contar hasta 7.000 empresas en química básica, además de otras 5.850 empresas dentro del sector de química especializada. La realidad de las cifras, sin embargo, muestra como el sector se encuentra dominado por las filiales de los grandes grupos internacionales (Bayer, Dow Chemical, Dupont, GEPlastics entre otros). De entre aquellas de capital español destaca Repsol química. Las cinco primeras empresas por facturación disponen de una cuota de mercado del 15%.

Finalmente debe tenerse en cuenta que en este sector es muy frecuente simultanear el papel de cliente y proveedor, es decir, muchas empresas se sitúan ambos lados de la operación variando en función de los productos intercambiados. Esto es importante, puesto que quiere decir que un mismo actor puede integrarse más de una vez en una plataforma determinada, en función del papel que vaya a desempeñar.

Temas relacionados:
  • Baquía Inteligencia

  • Compartir en :


    Noticias relacionadas

    Recomendamos




    Comentarios