BAQUIA

Skunkworks

Seguimos la pista, a través de la revista Wired, de lo que muy probablemente haya sido uno de los mayores skunkworks de la historia, un término referido a la práctica de trabajar en un proyecto personal (incluso si ha sido cancelado pr la empresa) con la esperanza de que crear un producto valioso para la compañía. Se trata de una extendida costumbre en Sillicon Valley, donde empresas como Google permiten a sus ingenieros dedicar hasta el 20% de su jornada laboral a este tipo de iniciativas.

Wired describe el caso de Ron Avitzur, quien continúo su proyecto en Apple a pesar de que hubiera sido cancelado y su trabajo terminado. El propio Avitzur cuenta la historia, difícil de creer aún siendo verídica: parece imposible que, sin cobrar nada y expuesto a ser expulsado o incluso procesado por la empresa, fuera capaz de continuar un proyecto sólo porque creía que los chavales lo necesitaban y que tenían que llevarlo a millones de ellos.

Entre lo que Ron ha contado a los periodistas de Wired y su propia narración de la historia aparece una imagen clara de un actividad fraudulenta con la mejor intención. Lo que es más intrigante es la obsesión de Ron por este programa, que inició en 1985 cuando todavía estaba en el colegio. Ya entonces un programador excelente, consiguió que su primera edición del programa, denominada Milo, terminará siendo parte del conocido programa FrameMaker.

Su aventura en Apple terminó bien y, aunque apenas le pagaron nada por su contribución, Apple incluyó su desarrollo en los PowerPC y dejó a Ron libre para continuar con su obsesión. Hoy, con un programa más desarrollado y un gran experto en el entorno de los productos de Apple, se nueva empresa, Pacific Tech, sigue vendiendo la nueva versión de su Graphing Calculator.

Además, la lectura de su aventura en Apple debería ser obligada para cualquier empresa de seguridad del sector de tecnología.

También en Baquía:


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios