BAQUIA

¿Son los filtros antispam demasiado estrictos?

No faltan voces que aseguran que los filtros y programas de bloqueo del spam funcionan demasiado bien, lo cual puede llegar a ser un problema. Si AOL, por ejemplo, o cualquier otro ISP deciden que tal individuo es un spammer, ninguno de sus correos pasará. Pero lo cierto es que el único que sabe lo que usted quiere en su bandeja de entrada es usted.

De forma que se está pasando de la inicial preocupación y hasta legítimo cabreo por los torrentes de correos electrónicos no deseados, a una posición de alarma por si las medidas contra esta lacra pueden repercutir a la larga en contra de los propios usuarios. Se estima que dos tercios de todos los mensajes que circulan hoy son spam.

Una de las fórmulas que se manejan es que los ISP pongan en cuarentena, en buzones especiales, a los mensajes sospechosos de ser spam. Ello permitiría a los destinatarios comprobar si realmente se trata de algo que desean o no. Luego, si finalmente el correo en cuestión es bloqueado, se notificaría a aquéllos y a los remitentes y se les explicarían las razones del filtrado.

En cualquier caso, la tarea de determinar qué sea spam y qué no se antoja ciertamente gigantesca. Sobre todo porque es casi seguro que los delincuentes postales encontrarían pronto la manera de engañar a los programas de bloqueo. Pero es una tarea que hay que emprender en aras de la productividad de las empresas y de la tranquilidad de los usuarios particulares.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios