BAQUIA

Sony pinta de negro el futuro

El primer fabricante mundial de equipos audiovisuales ha reconocido que la caída de las ventas en Estados Unidos y los cargos de reestructuración empujarán su beneficio incluso más abajo de lo ya esperado.

En su primera estimación de julio, Sony predijo unos beneficios netos de 750 millones de dólares para el año fiscal que termina el marzo próximo, cifra que ahora recorta más un 90%, hasta los 84 millones de dólares. Para ese periodo, espera unos beneficios operativos de 1.000 millones de dólares, menos de la mitad de los previstos (2.100 millones), y unas ventas de 62.800 millones, en lugar de 64.500 millones.

En su apuesta por modernizar su negocio, Sony planea afrontar un coste de reestructuración de más de 400 millones de dólares, incluidos cerca de 200 millones destinados a otras compañías de su grupo.

Las compañías tecnológicas niponas han protagonizado fuertes revisiones de sus estimaciones de ingresos en los últimos meses por la reducción en el gasto de las compañías, situación que se ha agravado tras el ataque a EEUU.

Además de Sony, NEC, líder en la fabricación de semiconductores, y KDDI, la segunda mayor telefónica japonesa, también han revisado a la baja las cifras de su negocio.

  • En Yahoo! y FT.com


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios