BAQUIA

Sujeta el agua entre los dedos

En un intento vano por sujetar el agua que se les escapa entre los dedos, la poderosa RIAA (Recording Industry Association of America, la asociación que agrupa a las distribuidoras de música en los EEUU) está dispuesta a poner pleitos hasta al lucero del alba.

En un artículo de la revista alemana Der Spiegel nos trasladan las afirmaciones de Cary Sherman, director de la A>sociación. Según Sherman, \”hacemos responsables a los sitios no autorizados de descarga de música por Internet, como Kazaa o Morpheus, y a todos cuantos intercambian música por el método de peer-to-peer, de la pérdida de facturación de toda la industria musical\”. Ahí es nada.

Además, sigue amenazando Sherman, \”vamos a empezar a recopilar nombres de usuarios y sitios de descarga e interponer pleitos, por sumas importantes, a todos ellos\”. La sarta de amenazas del máximo representante de la industria continúa con \”cualquier usuario individual que siga descargando música de forma ilegal y la ofrezca a millones de usuarios adicionales, se arriesga a un pleito con cifras importantes como resultado\”. De hecho, según Sherman, existe ya una lista de usuarios intensivos que van a recibir una citación judicial reclamándoles 150.000 dólares.

Está claro que la RIAA va en serio y no está dispuesta a ver como unos aficionados les cierran el chiringuito. Sin embargo, en nuestra opinión, está adoptando una actitud errónea. De momento, lugares de pago como iTunes en EE.UU. (de Apple) o Popfile.de en Alemania (de Universal), en los que se puede comprar por 0,99 dólares cada camción, están teniendo un éxito inesperado, demostrando que sí hay gente dispuesta a pagar por la música, pero que la quieren por Internet y a mejores precios.

Si en lugar de ir contra todos a diestro y siniestro la industria musical hubiera negociado con los portales de P2P y diseñado un modelo de negocio -gratuito en su casi totalidad- para ellos -quizás con una cierta rebaja de la calidad del sonido o contraprestación similar-, hoy no se verían contra las cuerdas.

Es difícil entender los modelos de negocio que empiezan regalando mucho y pidiendo poco a cambio pero, como está probando Amazon, son la claves del éxito en Internet. ¿O prefiere la industria musical terminar con millones de pleitos con sus mejores clientes potenciales?


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios