BAQUIA

Sun quiere un estándar abierto para evitar la piratería

Sun Microsystems ha propuesto el desarrollo de un estándar libre -y gratuito- para impedir la piratería de contenidos en Internet. El presidente de la compañía, Jonathan Schwartz, presentó ayer en una conferencia celebrada en Aspen, Colorado (EEUU) la iniciativa Open Media Commons, que pretende desarrollar un estándar libre para las tecnologías de gestión de derechos de autor de los contenidos digitales, conocidas como tecnologías DRM -Digital Rights Management-.

Discográficas, operadoras de telecomunicaciones, fabricantes de reproductores y desarrolladores de software buscan desde hace años un método para proteger canciones, películas y libros de la piratería, y el uso de los sistemas DRM parece perfilarse como una de las soluciones, pues permiten a los propietarios de los derechos de autor limitar el uso que se hace de sus contenidos. Así, puede especificarse que un archivo de música descargado en una tienda online sólo podrá escucharse en un ordenador concreto, o limitar el número de copias y reproducciones.

Sun propone un sistema estándar que siga las directrices del software libre, es decir, que su código sea público y pueda ser copiado, modificado y distribuido libremente. Para que su propuesta parta de una base sólida, Sun compartirá con quienes participen en la iniciativa Open Media Common la información sobre su proyecto DReaM, una abreviatura para DRM/everywhere available (DRM disponible en cualquier lugar). Éste se encuentra registrado bajo un contrato de uso que especifica qué se puede hacer con el código que da vida al software creado por la compañía y que imita elementos fundamentales de la Licencia Pública General, usada por la mayor parte del software libre.

Apple usa en iTunes un sistema DRM, FairPlay, que también está presente en el iPod. Las canciones que incorporan esta tecnología tienen varias restricciones: sólo pueden ser copiadas a reproductores iPod y a cinco PC diferentes, además de poder ser grabadas hasta en tres CD distintos.

Apple no vende esta tecnología a terceros, por lo que una canción adquirida en iTunes sólo puede ser reproducida en el iPod. La compañía fue denunciada en Francia por este hecho, pero los tribunales desestimaron la demanda.

La industria discográfica y varios de sus socios tecnológicos vienen llamando la atención sobre los problemas de incompatibilidad que genera la existencia de diferentes sistemas DRM desde hace más de un año, pero la solución no llega, en buena parte por la falta de coordinación entre las compañías tecnológicas.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios