BAQUIA

Tarjeta amarilla para KaZaA

KaZaA, uno de los clones de Napster que más existo ha generado entre los internautas desde que la compañía de Shawnn Fanning tuviera que cerrar sus puertas, empieza a ver cómo la historia que provocó la muerte de Napster se repite en sus propias carnes. Y es que la compañía ha recibido el aviso de una corte alemana en el que se urge a que en menos de dos semanas deje de facilitar el intercambio de canciones protegidas con los derechos de autor. En el caso de que no cumpla la orden, Kazaa se deberá enfrentar al pago de una multa superior a los 40.000 dólares.

Esta decisión pone contra las cuerdas a KaZaA, programa desarrollado por la misma compañía que posee la red FastTrack, cuyo uso se ha incrementado de forma espectacular en apenas unos meses. Sólo de Kazaa se han producido más de 20 millones de descargas en seis meses.