BAQUIA

Tecnología para después de un desastre

Entre las ruinas se buscan supervivientes, pero también surgen preguntas en torno a cómo se podía haber evitado la catástrofe o qué se puede hacer para que la ayuda sea más eficaz. Tras el derrumbe de las Torres Gemelas se habla de la tecnología, que se está desarrollando o que está preparada pero sin implantar, que podría haber incrementado las medidas de seguridad en aeropuertos, reducido los daños materiales o contribuido a recuperar víctimas.

Después del atentado terrorista, algunos expertos en aviación piden mejorar la tecnología de seguridad y aumentar la vigilancia en los aeropuertos, independientemente de las cuestiones sobre la violación de la intimidad. Aunque los sistemas de alta tecnología no podrían acabar totalmente con la amenaza terrorista, dispositivos más sofisticados contribuirían a mejorar la seguridad, impidiendo, por ejemplo, que se cuelen armas blancas por los puntos de control. Los secuestradores utilizaron cuchillos y navajas para someter los aeroplanos, que luego estrellaron contra el World Trade Center y el Pentágono.

Los expertos en seguridad son particularmente optimistas en la tecnología para el reconocimiento de rasgos faciales, los llamados dispositivos biométricos de seguridad. Esta tecnología se utiliza para digitalizar y analizar características biológicas como la estructura facial, las huellas dactilares o el iris, utilizando cámaras o escáners y computadoras del tamaño de un ratón.

  • En News.com

Actualmente ya existe tecnología que podría haber ayudado a identificar a los terroristas que han atacado EEUU, pero ni gobiernos ni aeropuertos han mostrado hasta la fecha demasiado interés, afirma Matt Marshall, de sv.com. Tanto compañías privadas como públicas han desarrollado sistemas que pueden comparar fotografías tomadas en los puestos de seguridad de los aeropuertos con bases de datos de criminales, pero muchas de ellas atraviesan, como casi todas, problemas financieros. \”Hay 30 compañías que ofrecen esta tecnología; y todas necesitan dinero\”, según el presidente de la fallida Exponent, Roger McCarthy.

Muchas startups trabajan en otras tecnologías, como el escáner de iris o la identificación de huellas, pero requieren de la paciencia y cooperación de los pasajeros, y además entran en marañas legales que afectan al derecho a la intimidad.

  • En Silicon Valley

Pero una vez consumada la tragedia, también existen tecnologías que pueden ayudar a paliar en parte su efecto. Después del ataque a EEUU, un informe federal está reavivando el debate a cerca de un sistema utilizado para localizar a los usuarios de teléfonos móviles que se supone que las operadoras iban a empezar a utilizar el 1 de octubre.

El sistema Enhanced 911 (E911) se propuso en 1996 y en 1998 las telefónicas debían tener lista la primera fase de implantación, que ayudaría a la policía a identificar el número del móvil y localizar el teléfono más cercano en un área de entre 1 y 8 kilómetros. La siguiente fase posibilitaría localizar el celular con un margen de error de 90 metros.

Después del atentado al WTC, bajo cuyos escombros varias víctimas han utilizado el móvil para pedir ayuda, se ha puesto en evidencia la necesidad de implementar este sistema.

  • En Yahoo! News

Para asuntos menores, como son los daños materiales, también han surgido voces que subrayan la importancia de proteger información fundamental, haciendo copias de seguridad en varios sitios separados físicamente. Compañías como el gigante financiero Morgan Stanley, con 21 plantas (43-46, 56, 59-74) en la Torre Sur, funcionó al día siguiente porque además de contar con los backups normales que realizan interna y periódicamente sus computadoras, creaba copias instantáneas en otras oficinas a kilómetros de distancia.

Esas copias adicionales se realizan a través de programas de backups y software para replicar datos; si el sitio original se destruye existe otro con el que trabajar. La duplicación de datos, según los analistas, es un negocio floreciente. Los fabricantes de programas de backups y recuperación de datos ingresaron 2.700 millones de dólares el año pasado, y se espera que alcancen los 4.700 millones en 2005, según IDC.

  • En ZdNet


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios