BAQUIA

Tengo un corazón impreso

Thomas Boland es algo raro. Este profesor del Departamento de Biotecnología de la Universidad Clemson, quiere imprimir la vida utilizando impresoras de chorro de tinta que -el mismo ha modificado. HP y Canon están claramente interesadas. El salto desde nuestros despachos a hospitales y laboratorios puede ser un área de crecimiento inesperada.

Según un reciente artículo de la revista Business 2.0, Boland ha modificado varias impresoras de chorro de tinta que no se necesitaban con el objetivo de \”imprimir\” con tinta biológica células del cuerpo humano, factores de crecimiento y un gel degradable para formar tubos en tres dimensiones que compongan verdadero tejido humano. El gel actúa simplemente de soporte de las células hasta que éstas se fusionan en la forma necesaria para construir un órgano humano completo.

Esta visión de Thomas viene de sus experimentos con dos áreas de su especial interés:

Impresión de proteínas

Su investigación le lleva a imprimir proteínas con patronos especiales utilizando una impresora de chorro de tinta modificada en su laboratorio. Este sistema de impresión de proteínas permite, de forma completamente automatizada, la deposición de una variedad de biomoléculas como el DNA, proteínas, anticuerpos o drogas sobre soportes poliméricos o soportes orgánicos. De momento, el equipo se utiliza para analizar 300.000 drogas que potencialmente pueden ser anticancerígenas.

Impresión de células

La impresión de células es la extensión de la impresión de proteínas a la totalidad de las células. La impresora se ha desarrollado en el laboratorio, es completamente automática y permite la deposición de células vivas con una precisión de 500 nm (nanometros) sobre tejidos de ingeniería de soporte.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios