BAQUIA

Terra deberá pagar 20,5 millones de euros por Teknoland

La compañía de Internet Terra Networks deberá pagar 20,59 millones de euros a Teknoland, según ha determinado un laudo arbitral. La cifra se ha calculado teniendo en cuenta el valor del 64% de Teknoland que Terra se comprometió a adquirir en junio de 1999. La oferta de adquisición, que se llevó a cabo en plena efervescencia de las puntocom, se retiró meses después. La cifra fijada está muy lejos de lo que pretendían los accionistas de Teknoland, quienes había solicitado 51,08 millones de euros.

En caso de que la sentencia se haga firme, Terra deberá abonar un dinero extra correspondiente al interés anual de dos puntos por encima del precio oficial del dinero (3,25). A pesar de que se haya tomado una decisión, la disputa tiene todos los puntos para durar varios años. La compañía presidida por Joaquim Agut decidió recurrir la sentencia, por lo que el caso caerá en manos de los tribunales ordinarios y podría alargarse un año y medio. Luis Cifuentes, fundador de la Teknoland, ha respondido al recurso presentado por el portal español señalando que \”El tándem Agut-Rodríguez Viñas debería dimitir, no debería permitírseles seguir con esta huida hacia delante\”.

A día de hoy Teknoland es una especie de espectro que sólo opera administrativamente. La compañía ya no cuenta con empleados ni dispone de cartera de clientes, lo que podría llevar a Terra a liquidar la empresa. Fuentes de Terra han declarado al diario El País que tienen previsto realizar una auditoría de Teknoland con el fin de descubrir las situación real de la compañía

El germen de la discordia surgió cuando la filial de Telefónica para Internet se comprometió, en junio de 1999, a hacerse con el 28% del capital de la compañía. Por aquel entonces Teknoland gozaba de prestigio y podía imponer condiciones. En ese momento se pudieron dos encima de la mesa: que le proporcionaran financiación y compraran el 100% de la empresa cuando sus directivos lo solicitaran.

Ninguno de los dos requisitos se cumplieron levantando las iras en la sede madrileña de la consultora. A principios de 2001 Terra anunció que tenía previsto ejercitar la opción de compra del 51% que disponía sobre el capital de Teknoland. Con ello pretendía reforzar su posición en la consultoría y cumplir lo rubricado. La valoración llevada a cabo por la compañía presidida por Joaquim Agut era similar a la de junio de 2000: 49,2 millones de euros (8.200 millones de pesetas). En este aspecto aparecieron serias diferencias con la directiva de Teknoland, que estableció un precio más elevado y solicitó que la composición del consejo de administración no variara.

De poco sirvieron las peticiones. A las pocas semanas Terra Networks descartó la ampliación de capital de la empresa de Luis Cifuentes. La \”crisis financiera por la que atraviesa el sector\” fue la excusa esgrimida por los responsables de Terra para dar marcha atrás.

Desde entonces hasta ahora los abogados de ambas partes se han intercambiado documentos y declaraciones para encontrarle solución a la disputa.