BAQUIA

Terra sanea sus cuentas y posterga de nuevo su entrada en negro

Terra Lycos presentó el pasado miércoles sus resultados para el cuarto trimestre de 2002, dominados por el fuerte saneamiento de sus activos por 1.428 millones de euros. Las provisiones por este concepto se repartieron entre el saneamiento del fondo de comercio por adquisiciones, con un valor de 857 millones de euros (de los cuales un 87% corresponde a la adquisición de Lycos), la reversión de 457 millones de euros que se habían contabilizado como activos a cuenta del crédito fiscal, y otras partidas menores del activo.

Con esta práctica financiera, Terra Lycos confirma las previsiones de los analistas de que sanearía la mitad de su fondo de comercio, que al cierre del tercer trimestre ascendía a 1.600 millones de euros. Con ello Terra se adapta contablemente al hecho de que la adquisición de Lycos ha sido para la multinacional española, en los últimos meses, más una fuente de pérdidas que la punta de lanza que Terra pretende establecer en el mercado anglosajón.

Por otra parte, el saneamiento del crédito fiscal no había sido anticipado por el mercado. La contabilidad como activo de la previsión de beneficios fiscales futuros a cuenta de las pérdidas actuales había reducido casi a la mitad las pérdidas de 2001. Provisionando ahora la reducción de este activo, Terra acomoda el hecho de que estas previsiones podrían no ser de aplicación si la compañía no alcanza los beneficios necesarios para acogerse a estos beneficios en un futuro próximo.

Con este ajuste de cuentas, Terra se integra también en la política de su matriz Telefónica de sanear las cuentas de sus filiales de móviles y medios de comunicación. Entre estas operaciones de saneamiento y la de Terra, el grupo de telecomunicaciones español sumó más de 16.200 millones de euros, lo que llevó a Telefónica a presentar pérdidas récord de 5.576 millones de euros, las mayores presentadas por una empresa española.

Las pérdidas de Terra, por su parte, quedan en 2.009 millones de euros para el ejercicio 2002, superando en casi un 300% a las del ejercicio anterior. Sin embargo, si no se hubiera contabilizado el saneamiento, las pérdidas habrían sido de 423 millones, un 25% menos que en 2001.

Los ingresos del cuarto trimestre de 2002 fueron de 154 millones de euros, un resultado superior al del tercer trimestre en un 5%, pero inferior en otro 5% al cuarto trimestre de 2001. Sin embargo, Terra pide que se tenga en cuenta el efecto negativo que sobre dichos ingresos ha tenido la apreciación del euro. Si se contabilizaran los ingresos del último trimestre de 2002 al precio del euro correspondiente al tercer trimestre, éstos habrían ascendido a 179 millones de euros, lo que habría supuesto un incremento del 19% sobre el trimestre anterior, y habría hecho que se cumplieran sus previsiones.

El panorama para 2003 no es optimista. A la vista de las cuentas actuales, la consecución del punto de equilibrio se pospone hasta 2004 y la entrada en beneficios netos queda postergada a 2005.

A pesar de lo poco alentador de los resultados, Joaquim Agut intenta poner las cosas en positivo. En palabras del presidente ejecutivo de la multinacional española, \”2002 ha sido un desafío importante para Terra Lycos, con un entorno macroeconómico desfavorable, y crisis del mercado publicitario en general y de Internet en particular (…) En esta coyuntura, hemos sido capaces de seguir creciendo y enfocarnos en los servicios por los que los clientes están dispuestos a pagar, a la vez que mantenemos nuestra constante evolución hacia la rentabilidad, siempre basándonos en una gestión eficiente y en nuestra apuesta por la innovación que nos permite obtener nuevas fuentes de ingresos recurrentes\”.

En efecto, el número de suscriptores de pago aumentó en el cuarto trimestre de 2002 un 24% respecto del trimestre anterior, situándose al cierre de 2002 en el 53% de los clientes de la compañía. De ellos, el número de clientes de ADSL ascendió a 378.000 (un crecimiento del 11% respecto del trimestre anterior), y 1,7 millones de suscriptores de servicios de comunicación y portal (un 52% sobre el tercer trimestre de 2001).

Así se cierra 2002 para Terra Lycos, un agitado año marcado por el abandono por parte de Bertelsmann de sus compromisos publicitarios, la alianza estratégica con la que su matriz Telefónica vino a compensar dicho abandono pero también acabó con la esperanza de su adquisición, los cambios en la cúpula directiva, y las reducciones de estructura en Lycos EE.UU.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios