BAQUIA

To be or not to be… un innovador

El profesor Clayton Christensen, de la Universidad de Harvard, es uno de los más conocidos gurús de la innovación en la gestión y la aplicación de tecnologías disruptivas. Según Christensen, \”las tecnologías disruptivas, al principio, no concuerdan con las necesidades y prestaciones de los clientes tradicionales ni satisfacen las necesidades de crecimiento de las compañías grandes. Decisiones lógicas de gestión, tales como focalización en market share, crecimiento o satisfacer las necesidades de nuestros clientes más importantes, nos llevarán a abandonar tecnología disruptivas, esto es lo que está en el corazón del dilema de cualquier innovador\”.

En opinión del Profesor Christensen, las empresas que tienen ingresos recurrentes basados en líneas de productos de cierto recorrido, sienten inmensa pereza en aplicar nuevas tecnologías que, al principio, sólo son un mercado marginal y luego terminan con nuestro negocio. Ejemplo claro de este tipo de actitud fue el comportamiento de Digital, la empresa líder en fabricación de miniordenadores, que no supo ni quiso entender el tipo de disrupción de su negocio que significaba el PC. Ken Olsen, su entonces famoso CEO, pronunció una de las frases que pasarían a la historia, no precisamente por acertada: \”¿Quién va a querer tener un ordenador en su casa?\”

Hoy, Linux se muestra como una tecnología disruptiva frente a Windows y Amazon está reinventando el mundo del e-tailing generando una empresa global con capacidades logísticas del mismo rango.

En opinión del profesor, los ámbitos de ERP y CRM son también entornos listos para una entrada masiva de agentes disruptivos. Según el profesor, empresas como Salesforce.com, que están reinventando la forma en la que se gestionan este tipo de productos, serán las que más crezcan en los próximos años.

En una entrevista concedida a la revista ZDNet, el profesor se atreve a afirmar que \”empresas como HP, Dell, Sun y Oracle, haciendo lo que hacen mejor, pueden estar cavando su propia tumba\”.

Que HP y Sun tienen problemas de distinta índole es bien conocido en el sector, aunque ambos estén luchando para resolverlo con distintos grados de éxito. Lo que parece sin embargo increíble es que pueda tenerlos Dell, considerada unánimemente la empresa mejor gestionada de su entorno, y Oracle, que en plena recesión ha sabido mantener firme su rentabilidad. Esto es posible, según el profesor, cuando nuevos entrantes, de menor valor percibido inicial, se atreven con un mercado bien gestionado por las empresas tradicionales, quienes desprecian a los nuevos y sus productos, que consideran de segunda categoría. Cuando se dan cuenta de su error es demasiado tarde.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios