BAQUIA

Tres malas noticias para Caldera

Las cosas no le están yendo bien a Caldera International, una de las empresas emblemáticas de Linux. Esta compañía ha amanecido no con una, ni con dos, sino con tres malas nuevas que comunicar. Probablemente la más importante, causa de las otras dos, sea que ha reducido sus expectativas de ingresos para el segundo trimestre fiscal. Ahora espera reunir entre 15,1 y 15,5 millones de dólares en el trimestre que concluyó le 30 de abril, cuando en un principio preveía que fueran entre 16 y 18 millones. La culpa como suele ser habitual en las compañías que dan traspiés, la achaca a la debilidad económica.

La primera consecuencia ha sido que esta empresa con sede en Utah se ha visto obligada a reconocer que tendrá que poner en la calle al 15% de su plantilla de 400 trabajadores, es decir, unos 73 empleados. También ha dicho que tendrá que cerrar sus oficinas en Chelmsford, Massachusetts, y en Erlangen, Alemania. Con ello pretende ahorrarse unos 7 millones de dólares al año.

Otra reacción inmediata ha sido más que su CTO (Chief Technology Officer) Drew Spencer ha puesto pies en polvorosa. Spencer estaba con la compañía desde 1999. Junto al CTO también se ha dado a la fuga Harrison Colter, máximo responsable legal de la empresa (Chief Legal Counsel), que se había unido a ella el pasado año. Tras tamaño cúmulo de buenas noticias, Caldera (CALD) pierde en bolsa cerca de un 3,75% en estos momentos, cotizándose cada título a un dólar escaso.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios