BAQUIA

Un año con LinEx

Doce meses han transcurrido desde que LinEx viera la luz en el mes de abril de 2002. A muchos les pareció innovador que una comunidad autónoma pusiera en marcha su propio sistema operativo. A otros les pareció un proyecto que se limitaría al uso restringido de los funcionarios extremeños.

A unos y a otros les ha sorprendido la trascendencia de LinEx, el Linux extremeño, porque ha ido más allá de sus objetivos iniciales, y junto al Plan de Alfabetización Tecnológica ha acercado las nuevas tecnologías de la información y comunicación a los ciudadanos de las localidades extremeñas, ampliando su acceso a la Sociedad de la Información. Según la Consejería de Educación, Ciencia y Tecnología, un año después, se observa que la utilización de LinEx dentro del plan \”no sólo ha apoyado los procesos de participación ciudadana, el acceso al conocimiento y la colaboración social, sino que también ha permitido asegurar la democratización en el acceso y utilización de los recursos públicos existentes\”.

La consultora tecnológica Ándago ha estado presente en este proyecto desde los inicios, en la concepción, desarrollo y expansión del proyecto LinEx.

Para los usuarios extremeños, LinEx ha supuesto más que un simple adiestramiento tecnológico

Acceder a las nuevas tecnologías es sencillo

Para muchos ciudadanos extremeños el acceso a las nuevas tecnologías estaba vetado por un importante número de problemas: programas complicados, falta de formación, alto coste, etc.

El Proyecto LinEx surgió como una iniciativa impulsada por la Consejería de Educación, Ciencia y Tecnología de la Junta de Extremadura, cuyo principal objetivo radica en la próxima utilización de esta distribución en la Red Tecnológica Educativa y la Intranet extremeña, que ha dotado a todas las escuelas con un ordenador por cada dos alumnos y ha interconectado todos los centros de carácter administrativo, educativo y sanitario de la comunidad autónoma con un ancho de banda de 2 Mbps.

Este objetivo ha formado parte de otro mucho más ambicioso: una completa alfabetización tecnológica global que evitará la brecha digital para que la ciudadanía tenga libre acceso a las nuevas tecnologías, de forma sencilla. Ni el precio, ni la dificultad de uso podrán ser ya obstáculos para que la mayoría de los ciudadanos tengan acceso a las tecnologías, contribuyendo a la mejora de su calidad de vida.

Esta alfabetización tecnológica se está desarrollando en treinta y dos Centros de Conocimiento y escuelas extremeñas ubicados en diferentes puntos de la comunidad autónoma, tanto en el medio rural como en el urbano. Los usuarios de estos centros pueden manejar en sus domicilios el mismo software que utilizan en estos centros, ya que les permite copiar el software de forma ilimitada.

Además, la utilización de LinEx en los Nuevos Centros del Conocimiento ha tenido otras consecuencias complementarias, que no se limitan al ámbito tecnológico, como aumentar la autoestima de los usuarios, mejorar la cultura general, apoyar el desarrollo de pensamiento estratégico y de solución de problemas o fomentar el trabajo en grupo.

LinEx ha llegado a las escuelas extremeñas, los centros de educación, los empresarios, incluso al colectivo de las personas mayores, que tradicionalmente está alejado de los circuitos de formación, incrementando el nivel tecnológico y educacional de una región.

LinEx traspasa fronteras

En el periodo que LinEx lleva en la calle, son muchas las reacciones de diferentes organismos y caudalosos los ríos de tinta que han corrido entre la comunidad \”linuxera\” y pro-software libre de nuestro país. Pero no sólo esta iniciativa es valorada aquí, sino que ha trascendido allende de nuestras fronteras, en los weblogs especializados, en los portales de Linux e incluso en el Foro Internacional de Software Libre que se ha celebrado recientemente en Brasil.

Este foro, que aborda el estado de todos los sistemas de código abierto, se ha convertido en el punto de encuentro de los investigadores más punteros de software libre en el mundo, y la Junta de Extremadura ha sido un ejemplo de innovación para todas las administraciones del planeta. Es uno de los pocos ejecutivos que pretende fomentar la innovación tecnológica mediante la participación y la implicación de toda su ciudadanía.

LinEx ha invertido el proceso tradicional de innovación tecnológica

El modelo clásico de innovación tecnológica ha sido invertido por la Junta de Extremadura: se ha tratado primero de acercar a los ciudadanos una tecnología sencilla, gratuita e intuitiva para elevar el nivel tecnológico de una región. Y esto comienza desde las bases, ya que el colectivo de la educación (escuelas, centros de formación, centros educativos) será el más implicado usando LinEx.

Además de mostrar a los alumnos de los centros de enseñanza y a los usuarios de los Nuevos Centros del Conocimiento la existencia de otros sistemas operativos distintos al habitual, este proyecto trabajará por introducir el software libre en las empresas del sector, fomentando el enriquecimiento del tejido empresarial. Se abren así nuevas vías de crecimiento a empresas de ámbito local que potenciarán la expansión de emprendedores que elevarán la riqueza autóctona de la comunidad autónoma.

Elevar la demanda de este tipo aplicaciones entre el sector privado estimulará el impulso de un subsector tecnológico centrado en la creación de aplicaciones informáticas. El uso de soluciones basadas en software libre no es gratis, pero potencia el software legal y exige menos costes de producción, permitiendo al tejido empresarial, compuesto por un 95% de Pymes, beneficiarse de la instalación de LinEx con un importante ahorro de costes. Además, el uso de software libre entre las empresas extremeñas potenciará un emergente núcleo de empresas que trabajan con GNU/Linux y ofertarán servicios basados en esta plataforma, por lo que un proyecto de estas características redundará en un impulso al empleo autóctono.

El balance no puede ser más positivo. El sistema operativo LinEx fue presentado por la comunidad autónoma extremeña en Bruselas y la Comisión Europea valoró la iniciativa realizada por la Junta de Extremadura, proponiéndolo como un modelo a seguir por parte de las administraciones europeas.

Además medios de comunicación internacionales tan prestigiosos como el Washintong Post, han centrado reportajes sobre este proyecto que ha recabado el interés de un diario estadounidense de gran tirada.

En España, Linex ha cosechado ya varios premios: los premios AUTEL, concedidos por la Asociación de Usuarios de Telecomunicaciones, y el reconocimiento como el Proyecto más innovador en los premios Computerworld el pasado mes de marzo.

_____________________________________________________________

Teresa del Castillo es responsable del Departamento de Comunicación de Andago


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios