BAQUIA

Un ejecutivo de Microsoft afirmó que se compraría un Mac

Vivir para ver. Ya es bastante desconcertante encontrar críticas a todo ordenador, sistema operativo o aparatito que aparezca en el mercado.

Pero cuando los ejecutivos de las empresas tecnológicas empiezan a recomendar a la competencia, entonces sí que uno ya no sabe qué comprar.

De esto nos enteramos con dos años de retraso, pero desorienta igual. En 2004, el jefe de desarrollo de Windows comentó en un correo electrónico que si no fuera porque trabajaba para Microsoft, se compraría un Mac. Ahí es nada.

James Allchin basaba tan tajante afirmación en que, por aquella época, y desde su perspectiva, la empresa había perdido de vista las necesidades de los clientes y lo que significaban un sistema sin bugs, la resistencia, los escenarios completos, la seguridad, el comportamiento, la importancia de las aplicaciones y \”comprender cuáles son los problemas más importantes a los que se enfrentan nuestros clientes\”.

No sólo es que semejantes declaraciones sean un agujero en la política de imagen de una compañía tan importante; es que estos e-mails se usaron hace unas semanas como prueba en un proceso judicial en el que se acusa a Microsoft de monopolizar el mercado para aumentar los precios de su software.

Según un portavoz de los abogados que instruyen el caso, estas frases se leyeron directamente del correo electrónico de Allchin, que pensaba retirarse al terminar este año, tras el lanzamiento de Windows Vista.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios