BAQUIA

Un hacker roba 55.000 datos de una entidad crediticia

Parece el guión de la típica película filmada en Estados Unidos en plena Guerra Fría. El malo de la película es un hacker y su nacionalidad, lógicamente, rusa. Los inocentes son, como no podía ser menos, de Estados Unidos y su delito radica en ser una entidad de crédito. Su nombre: creditcards.com.

El guión sigue de la siguiente forma: el hacker ruso penetra en los entresijos del sitio web de la compañía y se hace con su base de datos, compuesta por nombres, apellidos, número de tarjeta de crédito y demás información confidencial de, aproximadamente, 55.0000 clientes.

Como el ruso es muy malo se pone en contacto con creditcards.com para que le dé una cantidad de dinero (desconocida, por cierto) a cambio de no hacer públicos los datos. La entidad no se amedrenta y no cede a la extorsión. Como respuesta, el delincuente cuelga toda la información en una página web. Afortunadamente, los techies de creditcards.com además de buenos son rápidos y consiguen cerrar el sitio antes de que a la gente le dé tiempo a verla.

Pues bien, cuatro meses después, la firma ha hecho público el caso y ha informado que el FBI está investigando lo que ocurrió de forma detallada. En cualquier caso, no se explica cómo se piensan recuperar los 55.0000 datos que se encuentran en manos ajenas. Y más les vale hacerlo rápido, porque algunos clientes de creditcard.com ya se han llevado un buen susto al observar cómo les cargaban facturas de 340 dólares por compras realizadas en Filipinas. La compañía ha dicho que, aun así, no cederá al chantaje. La historia tiene segunda parte.