BAQUIA

Un lector de huellas para olvidarnos de las contraseñas

La seguridad es, cada vez más, algo que debemos vigilar en lo que a aparatos electrónicos se refiere. Continuamente recibimos cientos de consejos sobre como hemos de utilizar las contraseñas: mezclar letras y números, palabras inventadas, siempre de cuantos más dígitos mejor, y por supuesto, no repetirlas. Así, acumulamos una contraseña para el ordenador, otras para el correo electrónico (porque nadie tiene ya una sola cuenta), una más para la Intranet de la oficina…

Ya era hora de que nos librásemos de ese caos de contraseñas. ¿Para qué, si tenemos huellas dactilares? El Fingerprint Reader de Microsoft se conecta al ordenador y nos permite acceder a nuestra sesión o a las páginas web que prefiramos, sólo con nuestro dedo. Al visitar por primera vez un sitio que requiera contraseñas, basta con apoyar un dedo, teclear la información y luego clicar \”OK\”: esa será la última vez que haya que realizar ese trámite.

De lo que se trata es de asegurar la comodidad, así que este lector nos permite, por ejemplo, cambiar de cuenta de usuario de forma rápida: con sólo apoyar el dedo cambiamos de sesión sin cerrar programas ni mostrar información personal del otro usuario.

El lector se conecta al puerto USB para funcionar, con un cable de metro y medio que no nos obliga a estar pegados a la CPU. Eso sí, tanta tecnología exige unos requisitos mínimos: Internet Explorer 6.0 o superior y MSN 8.0 y 9.0, además de poseer un ordenador o dispositivo con Windows XP Home, Professional, Tablet PC o Media Center Edition.

<a href=\"http://www.elcorteingles.es/informatica/producto/producto.asp?referencia=28535614193&afiliado=www.baquia.com/
\”target=blank>Más información.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios