BAQUIA

Un nuevo disparo contra Napster

A Napster le crecen los enanos. Un día son las cinco grandes discográficas, siempre insatisfechas, y al día siguiente nodos como EMusic, que celosos de su éxito, tratan por todos los medios de ponerle la zancadilla. Esta última quiere ahora que Napster impida el intercambio de otras 35.000 canciones sobre las que posee los derechos exclusivos en la Red.

Mientras tanto, se suceden las acusaciones entre Napster y las cinco grandes. Para Napster, que después de recibir el correspondiente listado tiene sólo tres días para impedir el acceso de los usuarios a las canciones piratas, las discográficas no hacen bien su trabajo. Esto le obliga a realizar un exhaustivo proceso de validación. Un profesor de Stanford le da la razón: 700.000 de los archivos proporcionados por la industria nada tenían que ver con las canciones cuya distribución deseaban impedir.

Pero la industria, como era de esperar, no se inmuta y sostiene exactamente lo contrario: Napster se vale de triquiñuelas para no hacer lo que tiene que hacer, frenar el pirateo. El juez dará audiencia a las partes el próximo 10 de abril. Hasta entonces, seguro que se añadirán varios capítulos más a este culebrón interminable.

  • En The Standard


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios