BAQUIA

Un vistazo a los móviles del futuro

Synaptics y Pilotfish acaban de presentar su nueva gama de teléfonos Onyx, un concepto revolucionario que apuesta por el diseño y la tecnología inteligente. Lo más llamativo es que el aparato no tiene teclado. En su lugar, una gran pantalla interpreta signos y gestos del usuario, gracias a los sensores que cubren casi toda su superficie. Por ejemplo, al acercar el aparato a la oreja se activa la función de llamadas.

Además de reconocer movimientos y partes del cuerpo, el teléfono permite utilizar simultáneamente diferentes servicios (llamadas, música, GPS, teleconferencia, calendario…). La idea es evitar la separación de aplicaciones como tareas que funcionan de manera independiente, y agrupar todas las funciones en experiencias basadas en la actividad.

Si se le está haciendo la boca agua y ya está ansioso por hacerse con esta maravilla, sepa que por el momento Onyx no se va a comercializar. Se trata de un prototipo conceptual creado para estimular el debate en la industria de los móviles. Eso sí, la tecnología ClearPad empleada podría incorporarse a aparatos que saldrán al mercado a finales de año.

Una de las tendencias que los expertos anuncian para el futuro es la adaptación de los móviles a los estilos de vida o intereses de sus propietarios. Motorota ya está experimentado con un modelo que cambia de color según la persona que llama. El Triple Watch Cell Phone, ganador este año de un concurso organizado por un consorcio de compañías inalámbricas, puede convertirse en un brazalete, un móvil o un despertador de sobremesa.

Otra tendencia que se adivina es utilizar el móvil como complemento de moda. Algunos fabricantes de teléfonos de diseño están convencidos de que podrán explotar este nicho para arrebatar a los tres grandes dominadores de este mercado (Nokia, Motorola y Samsung) una parte importante de los 134.000 millones de dólares que mueve el sector. Es el caso de GoldVish, que a finales de año abrirá tiendas en varias ciudades de Estados Unidos en su ambición por alcanzar un 2% del sector.

Por último, ya se están desarrollando los primeros prototipos de pantallas flexibles, que se pueden plegar y desplegar para ver vídeos o mapas, por ejemplo. Philips y E-link han desarrollado conjuntamente los primeros modelos, así como Fujitsu.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios