BAQUIA

Una asociación danesa multa a los piratas que bajan archivos protegidos

La lucha contra la piratería está rozando el esperpento. Un grupo dedicado a luchar contra ese ‘cáncer’ de las discográficas, productoras de cine o fabricantes de juegos ha enviado una carta a varios piratas solicitándoles una compensación económica por los archivos que han descargado ilegalmente.

La Danish Anti Piracy Group (APG) se puso a rastrear en busca de usuarios habituales de programas como Kazaa o eDonkey. No les costó demasiado esfuerzo localizar a 150 piratas sólo en su país, Dinamarca. Ni cortos ni perezosos, enviaron una misiva a cada uno de estos infractores de los derechos de autor conminándoles a que desembolsaran el dinero correspondiente en concepto de uso de materiales protegidos.

La técnica empleada por estos ‘cazapiratas’ consistió en vigilar las computadoras de los posibles infractores. El programa utilizado desvelaba la cantidad de canciones que se habían bajado y el tiempo que habían permanecido en la plataforma pirata.

La multa impuesta, sumando los 150 afectados, alcanza los 133.600 euros. El más perjudicado ha sido un internauta al que le reclaman 13.360 euros.

La cantidad requerida varía en función del número de canciones que cada usuarios compartía. Por un fichero de música el coste es de 2,67 euros, mientras que por una película podía ascender a 26,70. La cosa se pone aún más fea si lo que almacenaban en su disco duro era un vídeo juego, ya que la multa asciende a 50 euros.

La iniciativa de la APG ha contado con la colaboración de la delegación danesa de la Federación de la Industria Fonográfica. Teóricamente, con ello pretenden concienciar a los consumidores de que la descarga indiscriminada de música es ilegal, y por ello susceptible de ser penalizada.

Claro que no todo el mundo apoya a la APG. Algunos expertos en tecnología y leyes han subrayado que para conseguir que los usuarios paguen la cantidad requerida se necesita requisar su computadora para utilizarla como prueba. Asimismo, han criticado el elevado castigo al que pretenden someterlos. A juicio de estos expertos, deben ser los tribunales los que decidan la cuantía de la pena, no los propietarios de los derechos de autor.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios