BAQUIA

Unos editores daneses llevan al hiperenlace ante el tribunal

Uno de los elementos fundamentales de Internet, el enlace (link), ha vuelto a los tribunales (ya existe varios precedentes), acusado de ser vehículo para saltarse las leyes del copyright. En este caso, la Asociación de Editores de Periódicos danesa ha solicitado al juez que el sitio web Newsbooster o bien cierre servicio o bien negocie el pago de una cuota por enlazar a los artículos de sus diarios electrónicos.

Como en la mayoría de los casos similares, esta amenaza contra el funcionamiento mismo de la World Wide Web, tiene su origen en lo que se conoce como \”deep linking\”, esto es, enlazar a una página interna de un sitio web en lugar de a la portada. Mientras los editores de newsletters, press-clippers (que fabrican resúmenes de prensa digitales) y la gente con sentido común en general piensan que pedir permiso para poner un enlace pone en peligro a los diarios online, y a la Internet misma, algunos medios creen que los links al interior de sus webs son un obstáculo para su negocio.

Saltarse la forma en que el editor ha estructurado su sitio web es perjudicial tanto para su forma de \’vender\’ la información, como para los ingresos publicitarios, basados en muchos casos en la cantidad de visitas a la home. Prefieren entonces, aunque sea difícil de entender, blindar sus periódicos digitales a los enlaces externos (perdiendo, obviamente, visitas). Estas disputan reflejan \”la frustración que sufre de cierta gente con la pérdida de control [sobre sus contenidos]\”, según afirma en SiliconValley MiChael Geist, profesor de derecho den la Universidad de Otawa.

Newsbooster, como tantos otros newsletters, intentan responder a la abundancia de información de Internet con un boletín que consiste en un compendio de enlaces a las historias (ajenas) que cree interesantes. Su utilidad es parecida a la de un buscador con la diferencia que cobra una cuota a sus suscriptores, lo que da pie a los editores daneses para firmar que \”es injusto basar el negocio en el trabajo de otros\”.

Aunque hasta el momento sólo se han producido varios casos aislados —en el caso más renombrado, un tribunal escocés prohibió, en 1996, a The Shetland News enlazar a los artículos de The Shetland Times porque se saltaba su vital homepage—, no son pocos los abogados de empresas de medios que ven en el deep linking una amenaza para las ya mermadas oportunidades de rentabilizar el negocio que tienen los periódicos en Internet. Muchos afirman que los resúmenes de prensa digitales contribuyen seriamente a que los lectores dejen de bajar a comprar el periódico al kiosco, y repasan las leyes (en España, el texto refundido de la Ley de Propiedad Intelectual; PDF) para barrer a los press-clippers del mercado.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios