BAQUIA

¡Vamos de rebajas!

Vengo en el avión echando un vistazo al periódico, y encuentro ofertas de multitud de productos para comprar por la Red en diferentes páginas. Billetes de avión desde 19€, ordenadores por 650€, PDAs desde 200€… y hasta la lotería es posible comprarla por Internet. Y es que la Red se ha convertido en un gran almacén “virtual” donde muchas empresas han colgado el cartel de rebajas durante todo el año.

No es raro encontrar auténticos chollos no sólo en los meses de rebajas, sino durante todo el año. Coincidiendo con esta realidad, están apareciendo nuevos modelos de negocio basados en “subastas” o clubes de compra privada que están permitiendo a los usuarios beneficiarse de descuentos durante todas las épocas del año.

Empresas como Buyvip, Venta Privada o Privalia han irrumpido con fuerza en nuestro país bajo el modelo de club de venta privada. En países donde el comercio electrónico está más avanzado, como Francia, este modelo funciona con gran éxito desde hace tiempo.

La dinámica es siempre la misma: ofrecer un número limitado de productos de una marca exclusiva a toda la comunidad, con descuentos que pueden alcanzar el 70% y siempre en un espacio de tiempo muy limitado. Por regla general la promoción se mantiene de 48 a 72 horas, con el fin de incitar al usuario a no pensárselo dos veces. El objetivo inmediato que tienen estas empresas pasa por hacer crecer el número de miembros de la comunidad, así como fomentar la repetición y compra por impulso y el boca a oreja.

El reto es importante, pero con el número de internautas creciendo en España y el incremento del comercio electrónico, parece más que posible. Dentro de este target, las mujeres, sin lugar a dudas, serán las grandes deseadas, puesto que muchos de los productos que se venden (como lencería, bolsos, etc.) están relacionados con el mundo de la moda femenina.

Estos nuevos modelos de negocio tienen un futuro prometedor siempre y cuando consigan acuerdos con marcas interesantes, ofrezcan productos exclusivos y, sobre todo, sean capaces de entregar la mercancía a tiempo. Períodos como Navidades o San Valentín serán momentos idóneos para testar la capacidad de respuesta de estas empresas, y ver cómo dan salida a un elevado número de pedidos en fechas comprometidas en las que el día de entrega es vital.

Si todo esto se cumple seremos muchos los usuarios que nos vayamos de rebajas todo el año.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios