BAQUIA

Varapalo para Telefónica en su disputa con el Gobierno español

La Unión Europea ha dado la razón al Gobierno español en la polémica que mantenía con la principal operadora española, Telefónica, respecto a la apertura del bucle local. El Tribunal de Justicia europeo ha señalado que la normativa española en materia de interconexión y acceso a las redes públicas y numeración está conforme con el derecho comunitario.

Según el organismo europeo, los estados miembros \”pueden imponer a los operadores dominantes la obligación de facilitar a los demás operadores el acceso al bucle de abonado y de ofrecer a dichos operadores la interconexión en las centrales de conmutación locales y de nivel superior de conmutación\”.

Esta decisión representa un paso adelante en la liberalización de la telefonía local, que obliga a los ex monopolios a ceder el último tramo de su red a los competidores para que éstos presten servicio directo a sus clientes.

Las críticas a telefónicas vienen de lejos. Ya el pasado 22 de mayo, la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones determinó que Telefónica debería hacer hueco a su competencia y publicar la lista de precios del alquiler de esos espacios para evitar incertidumbres a estas empresas. Sin embargo, la compañía presidida por César Alierta se defendió aduciendo que algunas disposiciones del Real Decreto español contribuían a que el gobierno se extralimitara \” en el ejercicio de su poder reglamentario\”, lo que le llevó a interponer un recurso ante el Tribunal Supremo en el que requería la anulación de las disposiciones.

El ministerio de Ciencia y Tecnología español recurrió a la Unión Europea, que al final le ha acabado dando la razón con el fin de \”garantizar la interconexión de las redes de telecomunicaciones, la interoperabilidad de los servicios y la prestación de un servicio universal, en un contexto de unos mercados abiertos y competitivos\”.