BAQUIA

Varios comercios estadounidenses censuran un juego de Acclaim

Asesinos sí, terroristas también, conductores chiflados por supuesto, pero nada de prostitutas por favor. Zombis explotando en un baño de vísceras estupendo, pero ni una escena de sexo explícito.

Tres de los principales comercios estadounidenses que venden videojuegos, Wal-Mart Stores, Toys R Us y KB Toys, se han negado a poner en sus estanterías el título “BMX XXX” de Acclaim Entertainment. Tom Williams, portavoz de Wal-Mart, ha declarado tajantemente: “No vamos a vender ningún software con vulgaridad o desnudos”.

Otros como Best Buy venderán únicamente una versión censurada para PlayStation 2, aunque el juego está pensado también para las consolas de Microsoft y Nintendo. No obstante, el presidente de la desarrolladora de videojuegos, Gregory Fischbach, dice que aún no hay decidido ningún cambio para la versión de PlayStation, aunque reconoce que si Sony lo pidiera tendrían que hacerlo. Añade que no cree que el plante de estas compañías altere las ventas del juego.

Este juego, que saldrá a la venta (en los sitios que lo admitan) el próximo 19 de noviembre, incluye desnudos, escenas de encuentros sexuales entre cánidos y un lenguaje algo subido de tono, aunque su razón de ser es la competición a lomos de una bicicleta. Pero Fischbach asegura que los críticos de “BMX XXX” no se han percatado de que es algo mucho más similar a “Austin Powers” que a películas pornográficas.

En el vídeo promocional del juego aparecen imágenes de piruetas sobre bicicletas y strippers bailando, y acaba con la frase “nosotros vamos a ir al infierno por esto, y todos vosotros vendréis con nosotros”. Según los entendidos que han podido probarlo, aunque tenga algo de humor grueso, se trata simplemente de un juego muy divertido.

Como bien dicen en Acclaim, estos vendedores olvidan que los mayores consumidores de videojuegos son mayores de edad. De hecho, la edad media del jugón supera ampliamente los 20 años. Además, en el videojuego aparece claramente que por su contenido no está indicado para menores. Incluso en la página web oficial se advierte antes de ver una sola imagen de que es necesario tener más de 18 años. Pero parece que el derecho de los adultos a ver lo que deseen no es algo que muchos quieran recordar.

Acclaim tendrá que conformarse con la campaña publicitaria gratuita que le están montando estas compañías. No hay que olvidar que lo prohibido siempre resulta más apetecible, y con el bombo que está recibiendo “BMX XXX”, quizás consiga ser un superventas sin importar si es bueno o malo.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios