BAQUIA

Veintidós reglas para crear webs exitosas

Hay una serie de ideas y conceptos que pueden ayudar a mejorar la calidad y popularidad de las páginas web.

1. Ten consideración hacia tus visitantes. No intentes obligar a tus visitas a leer el contenido de tus páginas web. Debes dejarles decidir qué es lo que quieren leer. Si tienes algo que decir, ya encontrarás a tus oyentes.

2. Los malos anuncios son perjudiciales. La publicidad molesta puede mejorar tus ingresos por un tiempo, pero a la larga no ayudará a que tu sitio tenga éxito.

3. Informa e instruye a tus visitas. Comparte tus pensamientos, ideas, experiencia y conocimiento con todos aquellos que puedan necesitarlo o puedan querer tu consejo. Dado que tú tienes información, tienes un instrumento poderoso para atraer la atención del publico hacia tus trabajos, intereses y servicios.

4. Desarrolla tu propio estilo. Crea tus propias ideas. Déjate inspirar, pero no copies. Explora tu imaginación y curiosidad. Las ideas frescas y nuevas o las antiguas (mejoradas) probablemente atraerán más a los usuarios que las copiadas.

5. Respeta los estándares, piensa en la gente. Así no deberás preocuparte de las nuevas versiones de navegadores, básicamente porque tú ya has hecho bien el trabajo.

6. Facilidad de lectura, accesibilidad y usabilidad. Respetando estos puntos, estás respetando a tus visitantes.

7. Usa un lenguaje claro. No temas decir lo que quieres decir. Ser ambiguo crea una distancia innecesaria entre tú y tu visitante. Sé preciso con lo que quieres discutir o presentar para empezar un dialogo activo con tus lectores.

8. Odia Internet Explorer si quieres, pero no ignores a sus usuarios. No proyectes tu código teniendo en mente un navegador en especial o una resolución en particular. Sin embargo, orienta tu código para Internet Explorer exactamente como lo orientas a otros navegadores.

9. Cuida tus contenidos. Desarrolla páginas web, intenta hacerlas informativas, interesantes y que tengan buena presencia. No olvides que tus visitantes lo recuerdan todo. Si ofreces a un visitante un enlace a una página inadecuada sin la descripción apropiada de qué se esconde detrás de ese enlace, no volverás a verlo otra vez.

10. No pienses en palabras clave, es más importante qué puede ofrecer tu página. Afinar la posición en que apareces en los motores de búsqueda te llevará mucho más tiempo que escribir un artículo útil en tu blog.

11. Evita métodos de relaciones públicas indeseables. Optimizar para los motores de búsqueda incorrectamente (por ejemplo intercambiando enlaces con todos los sitios posibles, colocando tú enlaces en webs de links, etc.) sólo servirá para que tarde o temprano tu sitio sea expulsado de la mayoría de buscadores.

12. Contacta pero no hagas spam. Deja que aquellos que puedan estar interesados en tu contenido sean conscientes de lo mismo. Primero perfila tu clientela potencial y luego céntrate en aquellos que pueden estar interesados en tus servicios.

13. Escribe, publica, siéntete libre de preguntar. Ahí fuera siempre abundan los desarrolladores de webs que estarán haciéndose la misma pregunta que estás haciéndote ahora mismo.

14. Contesta inmediatamente tu correspondencia. Establece lo más rápido que puedas contacto con tus clientes potenciales; no permitas que un e-mail descanse en tu carpeta entrante más de doce horas, pero tampoco envíes respuestas automáticas.

15. Usa las ventajas de la web semántica. Etiqueta, etiqueta y etiqueta. No tengas miedo de mencionar tu sitio en Digg, Blinklist y otros cientos de administradores de redes sociales. Eso sí, elige cuidadosamente las etiquetas a utilizar.

16. Crea conexiones. Los desarrolladores creativos siempre son soportados por escaparates de CSS (CSS Showcases), galerías y bitácoras de otros desarrolladores de webs.

17. Piensa en términos globales. El contenido de tu web puede no atraer al publico de tu región, pero las barreras de la Red cada vez son más difusas.

18. Nunca comprometas tus principios. Discute la manera en que un sitio debe ser presentado o desarrollado, respeta a tus clientes y su punto de vista. Pero piensa que realmente eres tú el que desarrolla el sitio. No hagas exactamente lo que te han pedido. Corrige los errores si te das cuenta que el cliente está equivocado.

19. Permanece activo. Mantente informado acerca de qué está pasando en Internet. El mundo online se desarrolla a la velocidad de la luz y las nuevas ideas son compartidas al instante. Lo mejor es usar los canales RSS de los blogs de desarrollo web más populares.

20. Aprende a dominar la creatividad. Hay que buscar nuevas ideas que explotar e intentar hallar a través de foros de desarrollo web todo aquello que interesa a los usuarios.

21. Crea una web bonita. Usar CSS, ser claro, un diseño inteligente y legible… Todo ello es bonito. ¿Cómo resistirse a semejante belleza?

22. Sé consciente del poder de la Red. Tú también la estás creando, por tanto tienes algo que decir. Apoya los proyectos que te parecen importantes.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios