BAQUIA

Ventas mundiales de ordenadores en el segundo trimestre de 2003

El mercado mundial de PCs (incluyendo ordenadores de sobremesa, portátiles y servidores) se comportó mucho mejor de lo esperado durante el segundo trimestre del año, en gran medida como consecuencia de la tendencia a la baja en el precio de los equipos y del impulso de la demanda doméstica. Aún así, la mayoría de los analistas se muestran cautelosos antes de proclamar la recuperación total del mercado, que en última instancia depende de un retorno de las inversiones en IT, lo que a su vez depende de una mejora significativa en las condiciones económicas generales.

Vuelta a crecimientos de dos dígitos

Con todo, las primeras muestras de recuperación comienzan a asomarse, aún con timidez. Según los datos de Gartnet, en el segundo trimestre de 2003 las ventas mundiales de PCs ascendieron a 32,8 millones de unidades, un aumento del 10% con respecto a los 29,8 millones del mismo trimestre de 2002. El mercado de ordenadores no había alcanzado un crecimiento a escala mundial como éste desde el tercer trimestre del año 2000.

Dell lidera el mercado con unas ventas que abarcan el 17,6% de la facturación mundial, seguido a escasa distancia por HP (que ya incluye las ventas de Compaq, hasta hace poco todavía contabilizadas separadamente), con un 16,1% de cuota. Los dos gigantes amplían cada vez más la ventaja sobre sus competidores y apenas están separados por 500.000 unidades vendidas. Es de destacar que los tres primeros fabricantes han obtenido un crecimiento interanual superior a la media.

Por su parte, IDC también desataca el buen comportamiento de este mercado en el segundo trimestre del año, aunque sus cifras de crecimiento son más moderadas, situándose en unas ventas de 33,2 millones de unidades, un 7,6% de aumento sobre los 30,8 millones del mismo trimestre de 2002.

En los Estados Unidos, que continúa siendo el principal mercado mundial, el crecimiento fue aun mayor del experimentado en las ventas globales, alcanzando el 11,1%. Los principales factores que tiraron de la industria fueron las ventas de portátiles a particulares y el sector de la Educación, permaneciendo más estancadas las ventas a empresas. En EEUU también Dell lidera entre los principales fabricantes, con una ventaja más amplia sobre sus competidores.

Para el tercer trimestre del año, Gartner espera que continúe la línea ascendente, con una previsión de 39,8 millones de unidades vendidas, lo que supondría un aumento del 8,9% con respecto al mismo periodo de 2002. A la vista de la mejora de resultados del segundo trimestre, la previsión para el conjunto del año se ha estimado en unas ventas totales de 161,2 millones de unidades, un crecimiento del 8,9% sobre las cifras de 2002.

El tirón de la demanda doméstica

Con la mayoría de los presupuestos de tecnología de las empresas ya cerrados para lo que resta de año, en la demanda doméstica se depositan las esperanzas de recuperación de la industria, más aún a la espera del tirón de las compras navideñas en el último trimestre del año.

La importancia del consumo privado se refleja en el hecho de que una de las razones que han obligado a los fabricantes a ajustar al máximo el precio de los equipos (y consecuentemente, sus márgenes de beneficios), al margen de la fuerte competencia imperante en esta industria, es el hecho de que los consumidores particulares (que son ahora claramente los principales protagonistas de la demanda, dado que la mayoría de las empresas continúan con sus presupuestos en tecnología aletargados) se muestran mucho más sensibles al precio que en los últimos años lo habían hecho las empresas.

Una consecuencia del descenso en el precio de los equipos es que, pese a que el crecimiento de las ventas está rondando el 10%, la facturación, por el contrario, aumenta a un ritmo proporcionalmente menor: se espera un aumento del 3,1% en el tercer trimestre –hasta 41.700 millones de dólares- y del 3,5% para el conjunto del año –hasta los 192.100 millones de dólares. Los fabricantes se encuentran en una situación de elevada presión, dada la conjugación de fuerte competencia en el mercado, ajuste de los márgenes y fuertes necesidades de abastecimiento.

Por otra parte, las prestaciones generales de los equipos y los complementos (conexiones inalámbricas, grabadoras de DVD, monitores planos, etc.) han mejorado notable y velozmente en los últimos meses. Los fabricantes han logrado aumentar la percepción del valor de los ordenadores, que ya no se destinan exclusivamente a aplicaciones ofimáticas o a navegar por Internet, sino que son aparatos asociados cada vez más con el entretenimiento (pueden ser destinados a aplicaciones multimedia, juegos, fotografía, etc.), lo que ha incidido sobre todo en el aumento de las ventas de PCs de sobremesa.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios