BAQUIA

Viajando gracias a la Red

De hecho, el comercio electrónico en nuestro país mueve cada vez más dinero, lo que le convierte en el principal caldo de cultivo para un gran número de negocios que traspasan la frontera de lo digital y adquieren un nuevo formato gracias a las nuevas tecnologías.

Las previsiones para el turismo en Internet son muy halagüeñas, ya que en 2008 se espera que el 35% del sector se desarrolle en la Red, alcanzando un 50% en las reservas hoteleras, y en 2009 un 77% de las reservas aéreas se hará mediante esta modalidad.

La primera consecuencia de toda esta revolución va a ser el cambio de modelo de negocio de muchos distribuidores y proveedores. Las nuevas costumbres y usos de los viajeros, que buscan, gestionan y cierran sus viajes a través de su ordenador desde casa, provocan que las principales empresas dedicadas al turismo estén desarrollando ya plataformas y negocios online con los que captar a estos nuevos compradores y usuarios.

Ahora mismo nos encontramos en el principio de un ciclo que, como comentábamos anteriormente, las previsiones esperan que se dinamice a gran velocidad. Este hecho cambiará tanto la forma de relación entre profesionales y clientes como entre los propios profesionales, ya que entran en juego en un campo virgen en el que aún hay espacio para todos y donde todos tienen en este momento las mismas oportunidades.

Todo este cambio es debido en gran medida a las ventajas que proporciona la Red. En primer lugar, el acceso que el cliente tiene a los proveedores es mucho más directo y próximo. El usuario online tiene muy claro lo que busca y se dirige a aquellos agentes del sector que le ofrecen lo que necesita.

Este trato directo tiene un beneficio en cuanto a ahorro de costes y aumento de la eficacia, ya que se eliminan muchas barreras de acceso y muchos intermediarios que encarecen las operaciones. Pero lo fundamental es que amplía el mercado, existen más necesidades, hay más usuarios y se impulsa el consumo turístico.

Como toda innovación y nuevo mercado, éstos traen de forma inherente unos retos y unos desafíos. Las campañas de marketing y la gestión del negocio son los dos principales pilares de las compañías que más se van a ver afectados por este nuevo uso. Si a esto le sumamos que la globalización hará que la competencia sea feroz y que la cualificación del usuario sea mayor, la oferta del proveedor debe mejorar en todos los sentidos.

La tecnología será en este nuevo modelo de negocio un arma a favor, por todas las ventajas que proporciona, y un desafío por el miedo que generará en aquellos empresarios desconectados de todas las novedades. Estos desafíos deben ser un aliciente para aquellos emprendedores con visión de futuro y ganas de innovar.

La tecnología debe ser un punto de apoyo importante en el futuro a corto plazo del turismo. Los miedos que genera por inseguridad deben ser superados, y para ello los miembros del sector debemos trabajar, ya que nuestra experiencia es fundamental para darle fiabilidad al usuario.

En un corto espacio de tiempo, la tecnología y el sector del turismo en Internet deben ofrecer servicios rápidos, sencillos y fáciles de usar, de forma que el viajero no encuentre ninguna dificultad en su acceso a los proveedores. Para ello, las plataformas de comercio electrónico son importantes, ya que comienzan a tener una experiencia y un bagaje importantes.

Ahora mismo nos encontramos en un momento de integración. Sistemas CRM, el nuevo hosting, el ticketing online y otras muchas funciones deben unirse para desarrollar un campo aún virgen y con muchísimas posibilidades. Los profesionales del sector se están adaptando a los nuevos tiempos y a las nuevas posibilidades que ofrece la tecnología, y están reaccionando ante los cambios en los hábitos de los consumidores y adaptándose a sus nuevas necesidades.

En definitiva, Internet es el futuro y gran prueba de ello son las nuevas tendencias. El sector turístico comienza a amoldarse a las nuevas exigencias y los usuarios comienzan a descubrir todas las posibilidades que el comercio digital y las agencias online ofrecen.

En este momento tenemos que adaptarnos todos, tanto agentes del sector como sus proveedores y clientes. Aprovechemos los beneficios de esta nueva era y hagamos que el sector crezca y produzca al ritmo de los mejores tiempos.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios