BAQUIA

Viajes online: ¿un trayecto de corto recorrido? (y II)

Adiós reservas, adiós descuentos

La reacción de las compañías ha sido distinta según los continentes, aunque el tráfico aéreo de pasajeros ha descendido en todo el mundo. La semana pasada Expedia dijo que sus reservas de vuelos, hoteles y coches de alquiler se había reducido más de la mitad respecto a antes de los ataques; descenso que confirmaron otras empresas competidoras online como Sabre Holdings, Priceline o Travelocity; otras compañías indicaron signos de recuperación, aunque confirmaban un descenso más acusado en los vuelos trasatlánticos y en las rutas domésticas de Estados Unidos.

Así las cosas, las aerolíneas de EEUU han decidido acabar con los descuentos en Internet. Las principales compañías anunciaron hace tan sólo una semana que acabarían con su política de descuentos para billetes de vuelos domésticos comprados a través de Internet. Tras la reanudación del transporte aéreo, las compras en línea han caído un 40% respecto a la semana antes del atentado y la cotización en Bolsa descendió entre un 30 y un 40%. Ahí es nada.

Viajar por Europa, viento en popa…

¿Y cómo están los viajes en el Viejo Continente? Pues tras la crisis queda lejos el mes de junio, cuando Jupiter MMXI indicaba que los sitios de viajes en la Red eran uno de los principales destinos de los internautas europeos y que, en tan sólo 6 meses, el número de visitantes únicos había incrementado en más de un millón en Reino Unido, Francia y Alemania, por ejemplo. Otro informe previo al verano indicaba que el segundo lugar en superventas en la Red lo ocupaban los viajes online, conclusiones que no sorprendían demasiado teniendo en cuenta que los billetes online pueden ser, por ejemplo, hasta tres veces más baratos que en una agencia.

Pues a pesar del temporal, nada ha impedido a sitios como Expedia abrir su portal de viajes en Italia y Holanda, continuando con su expansión Europea a pesar de la recesión mundial de la industria del turismo. Expedia pretende atender nuevos mercados europeos, y su gerente Simon Breakwell manifestó que con este lanzamiento Expedia cubriría el 70% del mercado de viajes online europeo, al que asignó un valor de unos 300.000 millones de dólares al año. ¿Se habrá enterado ya Breakwell de que Microsoft, compañía madre de Expedia, había anunciado la venta de su participación dominante en la firma a USA Networks? Parece que nada frena, por ahora, la trayectoria de lanzamientos de algunas compañías, y algunos \’osados concursantes\’ como Amazon se meten en el negocio de los viajes online, con la que está cayendo…

España: Sol, playa y tijeretazos

La situación del sector en España era optimista. En junio se anunciaba el despegue de las agencias de viajes en la Red, según contaba el informe \’Comercio Electrónico de Viajes\’ elaborado por la consultora DBK, las agencias de viajes tradicionales habían facturado a través de Internet unos 6.3 millones de dólares, cifra que preveía llegase a más de 40 millones de dólares en 2002, eso sí, antes del desastre.

El producto estrella como en otros continentes es la compra online de billetes de avión, que acaparaba al empezar el verano el 90% del volumen de las ventas de billetes online, y se observaba un incipiente crecimiento de la venta de paquetes turísticos que llegaban a ocupar casi la mitad de la facturación total online del sector, durante el año 2000.

Pero aunque los portales de viaje reconocen que los atentados han generado incertidumbre en el sector, parece que casi la mitad de los usuarios españoles, un 48% no ha cambiado sus planes de vacaciones, según una encuesta realizado por el portal de viajes online Atrapalo.com, según refleja un artículo de Europa Press. Aunque lo que sí se ha detectado es un cambio en los destinos y el turista español, mira ahora sobre todo hacia España, Francia, Italia, Australia y Países Nórdicos. Según el estudio, el 58% de los encuestados asegura que seguirá viajando, si bien hacia destinos que consideren seguros y un 4% viajará sólo en los casos en que lo considere estrictamente necesario.

Voces del sector

Así, Viajar.com registró reservas a destinos como Canarias, Lisboa y Baleares. Según Patricia Cauqui, responsable de dicho portal, los clientes han preferido destinos internos o muy próximos, aunque también reconoció que el número de reservas descendió notablemente y que hubo cancelaciones, pero no de forma masiva. Por su parte eBookers manifestó que había registrado un total de 650 cancelaciones de viajes en su oficina central de Reino Unido, cifra que sólo representa el 0,6 % de las reservas del primer semestre de 2001 que pasaban las 100.000.

Viajarbajoprecio.com comunicó que sus reservas habían caído el 50% respecto al nivel habitual tras los atentados, pero que poco a poco se iba recuperando; actualmente se sitúa sobre el 70% de su volumen de reservas. Rumbo.es destacó la cancelación de viajes sobre todo a Estados Unidos, Méjico o Turquía, corolario lógico de los ataques, por otro lado, aunque las cancelaciones a Estados Unidos no han sido tan tremendas, ya que, según el portal de Internet y la central de reservas de viajes, no es un destino masivo.

El portal Mundoviaje.com reafirmó la sensación de incertidumbre de los viajeros ante la posible realización de sus viajes; sensación que transmiten las continuas llamadas que saturan los centros de información del call-center del portal, que asimismo se ha transformado, al igual que otras agencias, en improvisada asesoría sobre los destinos más recomendables a la hora de emprender un viaje. eDreams, uno de los portales emblemáticos de la Red en España, apenas registró incidencias salvo alguna cancelación de viajes a EEUU inmediatamente después de la catástrofe.

Yo no me bajo del burro

La acción, o mejor la reacción, de las compañías aéreas españolas ante la previsible crisis e incertidumbre del sector ha sido bien distinta que la llevada a cabo en Estados Unidos. Y es que, a pesar de que en España también soplan vientos de recortes, parece que los empresarios españoles del sector creen poder hacer frente a la situación y llenar los asientos de los aviones a base de abaratar los precios y con ofertas.

En esta línea hemos podido observar campañas tan nefastas como el \’Tijeretazo\’ ,anunciado a bombo y platillo y en todos los medios por Air Europa, que ofertaba durante un sólo día (posteriormente prorrogado a otro) la reducción de los precios de todos sus vuelos al 50%. Oferta que es más un espejismo que otra cosa. Al entrar en la página web e intentar comprar un billete, un cartel informa al usuario de que \”debido al Tijeretazo se han suspendido todas las ofertas de Internet durante un par de días\”. A cambio, propone llamar a un teléfono, 902 por supuesto, que comunica constantemente a todas horas. ¿Alguién lo entiende?

Iniciativas así no sólo producen en el consumidor la sensación de estar ante una línea de segunda regionalque no es capaz ni de atender a los clientes por teléfono, sino que además se rompe con la credibilidad y confianza que poco a poco los usuarios españoles han tomado hacia la compra de viajes y billetes en la Red.

Les deseamos un feliz y largo viaje

Pues así las perspectivas y para concluir, sólo cabe desear que el pánico a volar no se apodere del colectivo de usuarios de vuelos y viajes online en general. Habrá que esperar a ver en qué estado queda la Red y el comercio electrónico en general, la crisis del sector de las aerolíneas y las aseguradoras, para las que un nuevo golpe contra la seguridad aérea sería terrible. Y aunque por supuesto, el optimismo es frágil, es posible que el sector se reanime, aunque los analistas prevén que la reanimación será lenta. En cualquier caso les deseamos: ¡Feliz viaje!


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios