BAQUIA

¿Vivir 300 años?

Jim von Ehr es un hombre que no se ajusta precisamente al perfil de visionario quimérico. Levantó una empresa de software hasta facturar 100 millones de dólares en todo el mundo: Altsys. Su principal producto, Freehand, está hoy en manos de la multinacional Macromedia a quien se la vendió por diez mil veces su inversión inicial.

Ciertamente no parece un soñador. Y sin embargo, en cierto modo lo es. Hoy cumple el doble papel de presidente y principal inversor de Zyvex , la compañía de nanotecnología molecular basada en Richardson, Texas. Y en una reciente aparición en público en Wellington para hablar de nanotecnología, predijo que esta nueva ciencia resolvería tanto los problemas de envejecimiento de la población como la problemática de la polución atmosférica.

Von Ehr es el único inversor a título personal en el naciente mundo de la nanotecnología médica. Su empresa persigue alcanzar la capacidad de fabricación de partículas en la \”escala individual del átomo\”.

Según von Ehr, en el futuro será posible crear nanomáquinas que penetren en nuestras células y consigan reparar su degradación progresiva, producida por el paso de los años en el ser humano. Además, predijo que árboles, generados molécula a molécula, serían capaces de hacer reversible la pérdida de oxígeno actual producida por la polución atmosférica y el efecto invernadero que está, en la actualidad, en todas los noticiarios del mundo con comentarios catastróficos sobre el incremento de la temperatura global en 10 grados.

La aplicación médica de tecnologías basadas en nanomáquinas está probablemente a unos 20 años de poder ser realidad, según varios artículos recientes de la revista \”Small Times\”, el oráculo de esta ciencia en Internet. Sin embargo, visionarios como Jim von Ehr están en este momento poniendo al servicio de la nanotecnología todo su talento. Y su dinero.

Según von Ehr, en el futuro será posible crear nanomáquinas que penetren en nuestras células

Robert A. Freitas Jr. es probablemente, el mayor experto mundial en nanomedicina. Es el autor del libro de referencia del sector \”Nanomedicine Volume 1: Basic Capabilities\”, publicado en 1999 por la editorial Landes Bioscience. El libro completo está online (los volúmenes 2 y 3 están todavía en preparación). Freitas es también el autor del estudio sobre factorías macroscópicas autoreplicables, \”Advanced Automation for Space Missions\”, que también está disponible en la Red.

¿Se imaginan quién es el Director científico de Zyvex? Lo han adivinado, Bob Freitas. Von Ehr no piensa dejar nada al azar.

En un Sitio Web dedicado a esta temática, titulado Motores de la creación: la nueva era de la nanotecnología, se plantea la pregunta: \”¿Por qué no hacer máquinas capaces de reparar células?\” O dicho de otro modo: \”¿Qué argumento podríamos utilizar para sugerir que es imposible crear máquinas capaces de reparar células?\”. El argumento tiene que sostener la teoría de que es imposible al mismo tiempo que confirma que eso es precisamente lo que hacen las máquinas moleculares naturales de las que dispone el ser humano. Por supuesto, máquinas artificiales tendrán que conseguir lo que las naturales no consiguen más allá de una cierta fecha de caducidad. Sin embargo, no les pedimos que hagan nada realmente nuevo. Al fin y al cabo, en ambos casos, natural y artificial, las máquinas deben alcanzar, identificar y reconstruir estructuras moleculares.

Otra pregunta que se plantea es: ¿por qué íbamos a ser capaces nosotros de triunfar en la persecución del camino de la longevidad, cuando tantos han fracasado a través de los siglos? O quizás, más inquisitiva, ¿cómo vamos a triunfar sobre las herramientas naturales del cuerpo humano que llevan milenios reparando células?

Las respuestas, muy elaboradas y referenciadas en el documento, se refieren a la problemática de la evolución de las especies y la carencia, en muchos casos, de la necesidad o incluso interés de la naturaleza en mantener vivo el cuerpo humano más allá de su fecha de caducidad natural.

En cualquier caso, es evidente que la nanomedicina será un campo experimental de gran atractivo científico y de negocio en los próximos años.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios