BAQUIA

WiFi: futuro inmediato

Todavía son pocas las personas que, habiéndose bajado de la Red un película (probablemente coqueteando con los límites de lo ético y lo legal) puedan pasarla sin cables a su televisor para disfrutarla (siempre que su conciencia se lo permita) con el resto de la familia.

Una nueva generación de equipos, ya en fabricación, que incorporan circuitos impresos, permitirá disponer de tecnología WiFi, y con ellos, lo que se ha denominado pervasive computing: la capacidad de disponer de capacidad de cálculo y transmisión de datos en cualquier equipo fijo o móvil.

Business Week nos habla ya de las nuevas redes WiFi, que combinarán esta tecnología con la celular, y que los operadores de todo el mundo están desplegando. Las redes permitirán el acceso sin hilos desde cualquier equipo a la Red, así como la comunicación entre ellos. El nuevo mundo de conexión sin cables que generará nuevos modelos de negocio \”a la carta\”.

Según BW, IBM está ya a la cabeza de esta tecnología, con un software que permite cambiar de entornos WiFi, satélite y sistemas celulares avanzados como los desplegados en EEUU por Verizon y Cingular. El software de Cingular cambia automáticamente el acceso Web de una red a la otr, y en el futuro, según el artículo, podrá seleccionar la red más adecuada al mejor coste dependiendo de la aplicación que esté utilizando el usuario (por ejemplo, vídeo). Otro software permitirá consolidar los cargos de las distintas redes y cobrarlos a través de una sola factura. También, en el futuro será posible hacer llamadas WiFi, vía Internet, con teléfonos móviles IP especialmente adaptados para trabajos específicos, como médicos, hospitales.

802.11n es el estándar que, una vez aprobado por las IEEE, permitirá utilizar velocidades de hasta 200 MB. Este tipo de velocidades harán posible transferencias de gran tamaño, como la película descargada en el PC al televisor.

Un nuevo universo de posibilidades, que por el momento, se topan como problema más grave para el avance de estas tecnologías la falta de estándares unificados entre los distintos fabricantes de equipos.

También en Baquía:

 

 

 


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios