BAQUIA

Wikipedia amenaza otro modelo de negocio tradicional

Las discográficas fueron las primeras afectadas. La distribución de archivos digitales a través de las redes P2P ha terminado por alterar definitivamente su modelo de negocio. Lo mismo está empezando a pasar con la distribución de vídeos, películas y programas de televisión.

Ahora, otro sector tradicional claramente amenazado por el ímpetu innovador de Internet es el de las editoriales de enciclopedias. De momento, los más afectados son quienes tenían una especialización específica en el entorno de la tecnología, como por ejemplo Encarta (propiedad de MSN) o la Enciclopedia Británica, ambas de pago. El nuevo modelo se llama Wikipedia y está creando una nueva revolución en la Red.

Jimmy Wales, su creador, ha sido ya referenciado como alguien que, a sus 37 años, ha dejado un importante legado en el entorno de Internet. Su Wikipedia representa el gran esfuerzo colaborativo para la realización de una enciclopedia universal online. Todos los contribuyentes son voluntarios, y cualquiera puede añadir una entrada que luego otros editan o modifican.

¿Cómo luchar contra el movimiento de código abierto con productos tradicionales? En un reciente artículo de la revista alemana Der Spiegel, Jimmy opinaba que los editores tradicionales no tienen nada que hacer a medio plazo. Que su modelo de negocio ha caducado y que Wikipedia terminará con todas las enciclopedias clásicas.

Desde su nacimiento en 2001, Wikipedia acumula 1,1 millones de entradas (casi un 40% localizadas en la versión en inglés), y crece a un ritmo del 7% cada mes. No dejan de aparecer versiones en diferentes idiomas, aunque sólo 5 superan las 50.000 referencias; las que se sitúan entre 10.000 y 50.000 entradas, entre ellas la castellana y la catalana, son ya 15 versiones. El siguiente nivel, entre 1.000 y 10.000 términos, supera ya las 30 lenguas, entre ellas el latín o el asturiano.

De este crecimiento exponencial que algunos empiecen a cuestionar la validez del proyecto, ya que, como explica la revista Wired, el ritmo de expansión, la filosofía misma (abierta a todos) del proyecto y las dudas sobre la exactitud o el rigor de muchas entradas (muchos expertos en tecnología puede escribir en Wikipedia, pero pocos duchos en Geología o Prehistoria, por ejemplo, lo hacen) siembran algunas incertidumbres sobre su utilidad real.

De momento, Wikipedia marcha imparable. Tal vez pronto llegue el día en que realizar una consulta en un sitio distinto resulte tan estrambótico como realizar una búsqueda en otro sitio que no sea Google.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios