BAQUIA

Windows hace grande a Microsoft

Microsoft ha desvelado por primera vez que los márgenes de beneficios que le reporta la venta operativos de su sistema operativo Windows alcanzan el 86%, mientras que cuatro de sus siete unidades de negocio pierden dinero, lo que destapa series dudas sobre la estrategia de diversificación en la que se halla embarcada la mayor empresa de software del planeta.

Un documento rutinario entregado a la Securities Exchange Commission certifica que los brillantes resultados de su tercer trimestre fiscal (agosto-septiembre), en los que las ventas de licencias contribuyeron a aumentar la facturación un 26%, están empañados por el dinero a raudales que pierden cuatro de sus divisiones.

Sacando la cabeza por encima del resto de productos, el sistema operativo Windows y el paquete de ofimática Office, que dominan más del 90% de sus respectivos mercados, fueron los responsables de la mayor parte de los beneficios obtenidos en Redmond. Entre ambos trajeron a la empresa 4.360 millones de dólares de beneficios, que contrarrestaron con creces los cerca de 400 millones que perdieron otras cuatro parcelas de la compañía.

La client division, que incluye Windows, vendió por valor de 2.890 millones de dólares en el último de trimestre, de los cuales 2.480 millones fueron ganancias. Eso quiere decir que de cada caja de software saca un margen de beneficio el 86%. En esa misma línea su unidad Information Worker (Office) generó unas ganancias 1.800 millones de dólares, sobre unos ingresos de 2.300 millones de dólares. El tercer negocio que dio beneficios, y que además continuó arañando cuota de mercado a sus rivales, fue el de servidores —el más afortunado de sus esfuerzos de diversificación—, que vendió por valor de 1.520 millones de dólares y aportó 519 millones al saldo positivo.

Las cuatro ovejas negras fueron home and entertainment (incluye la consola de videojuegos Xbox), que facturó 505 millones de dólares y perdió 177 millones — Microsoft pierde 120 dólares con cada consola que vende, según Salomon Smith Barney—; MSN (portal e ISP), que ingresó 531 millones y perdió 97; business solutions (software para pymes), que vendió 107 millones y perdió 68; y CE/Mobility (software para móviles y el Windows CE OS para PDAs), que perdió 33 millones, el doble de lo que ingresó (17 millones).

Los papeles presentados a la SEC pueden levantar ampollas entre la legión de enemigos que se ha ido granjeando Microsoft. Hace dos años fue declarada culpable de abuso de posición dominante en el mercado de los sistemas operativos, de lo cual, y después de un inacabable proceso, sólo ha resultado una azotaina por parte del Departamento de Justicia. Los muchos que creen que la sentencia ha sido demasiado leve encuentran en estas cifras renovados argumentos para sus críticas, pues demuestran hasta qué punto se puede ser rentable gozando de una situación de monopolio sin un rival que haga sombra.

El presidente de Microsoft, Bill Gates pintó con optimismo el sombrío panorama del mercado tecnológico en su charla de apertura del Comdex de Las Vegas. El hombre más rico del mundo reconoció que el año pasado ha sido muy duro y tumultuoso, pero la industria ha seguido realizando progresos tecnológicos que darán sus frutos en la próxima década. Inversores y analistas, dijo Gates, se están volviendo demasiado pesimistas sobre las perspectivas de innovación en la industria tecnológica; ésta ha atravesado serios problemas, pero su ratio de innovación y crecimiento han sido subestimados, aseguró.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios