BAQUIA

Windows Phone 7 vende, pero no impresiona

Microsoft está logrando por fin lo que se hubiera esperado de ellos desde un principio: un software móvil convincente. Windows Phone 7 se está convirtiendo en el sistema operativo móvil más popular y elogiado de la compañía, que nunca ha logrado hacerse con una posición de dominio en este sector que recuerde lo más mínimo a la que tiene en el mercado de ordenadores.

Y no se callan sus éxitos. Hacen poco presumían de desarrolladores, indicando que están apostando por conseguir un catálogo de aplicaciones que pueda al menos compararse al Android market y la todopoderosa AppStore. En esta ocasión, Microsoft saca pecho al hablar de teléfonos vendidos a las operadoras (por lo que aún no sabemos cuántos están ya en uso).

En las seis semanas que llevan en el mercado, se han vendido 1,5 millones de dispositivos con el nuevo software, una cantidad que no va a ponerles en ningún libro de récords pero desde luego es una mejora respecto a los malogrados Kin, retirados de las tiendas a las pocas semanas y que han intentado reflotar algunas compañías con una rebaja navideña.

Sin embargo, las cifras no terminan de convencer a algunos escépticos, que señalan que se han cumplido unas expectativas "realistas", lo que no es muy impresionante, o los que afirman que los años del impopular Windows Mobile han condenado las aventuras de Microsoft en el mercado móvil.

En cualquier caso, mantengan la calma, el "copia y pega" es cosa hecha.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios