BAQUIA

WorldCom pide perdón

El CEO de WorldCom, John Sidgmore, fue a Washington para tranquilizar a las autoridades reguladoras, pedir disculpas públicamente y asegurar que hará todo lo necesario para que vuelva la confianza sobre su compañía. \”Aunque todos las acciones que se han descubierto corresponden a la anterior administración de la empresa\”, dijo Sidgmore, \”quiero pedir perdón de parte de todos los que trabajamos en WorldCom\”.

Las palabras del CEO llegan en un momento en que su compañía está recibiendo palos desde varios frentes, con sus acciones por los suelos, los analistas advirtiendo a sus clientes de que es hora de buscar otro proveedor de servicios y la Comisión del Mercado de Valores de EEUU (SEC) tachando de \”inadecuada e incompleta\” la explicación de WorldCom sobre su situación financiera.

La contabilidad creativa de WorldCom convirtió casi 4.000 millones de dólares de gastos en inversiones, consiguiendo anotarse beneficios —de 1.400 millones de dólares en 2001 y de 130 millones en el último trimestre— donde sólo había pérdidas.

El presidente de la SEC, Harvey Pitt, qué intenta averiguar de qué forma se produjo el tremendo error contable, dice que la respuesta de WorldCom \”demuestra una falta de compromiso para ofrecer toda la información a los inversores y para cooperar con la SEC\”. Sidgmore promete clarificar su respuesta, cooperar con la entidad reguladora y no dar a sus ejecutivos excesivas retribuciones para evitar que desaparezcan.

Sidgmore quiso dejar claro que el destino de su compañía es un asunto de gran importancia para su país, que afecta a la seguridad nacional y comercial: \”WorldCom es un componente clave para la economía nacional y para la infraestructura de las comunicaciones\”, dijo refiriéndose a los 100 países de todos los continentes donde la compañía ofrece acceso a Internet.

Sin embargo, parece que si WorldCom decide, o se ve obligado a (la bancarrota está a la vuelta de la esquina), \’apagar\’ su red, Internet seguirá funcionando sin mayores problemas.

IDT, compañía especializada en sacar provecho de las empresas con problemas, ha puesto sobre la mesa 5.000 millones de dólares para comprar las divisiones de Worldcom de telefonía local (MFS Network y Brooks Fiber) y larga distancia.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios