BAQUIA

Xerox, otro mago de las finanzas

No se vayan todavía, que aún hay más. Enron, Worldcom… y ahora Xerox. El fabricante de fotocopiadoras y servicios para oficinas ha reconocido unos \”errores contables\” en las cuentas de los últimos cinco últimos años que ascienden a 2.000 millones de dólares, una nimiedad comparado con los 6.000 millones que maneja el diario The Wall Street Journal. La cotización de la compañía quedó en suspenso nada más difundirse la noticia.

La argucia fiscal fue descubierta por la Comisión Federal de Mercados de Valores de Estados Unidos (Securities and Exchange Commission o SEC, por sus siglas en inglés) el pasado miércoles, cuando al analizar los números de la firma detectó unas anomalías en los balances que la emparentan de lleno con los escándalos financieros que se están produciendo los últimos meses en Estados Unidos. La SEC siguió la pista de una auditoría iniciada por la propia compañía a instancias de las autoridades bursátiles estadounidenses.

Xerox no ha respondido a la noticia en la que incrementa la cuantía del fraude fiscal hasta los 6.000 millones de dólares, aunque ha reconocido que está en proceso de replantear sus resultados del 2001 de acuerdo a una nueva metodología. Su portavoz, Christa Carone, ha declarado en una entrevista concedida la cadena de información financiera CNNfn que la compañía está dispuesta a modificar los ingresos de los últimos ejercicios, pero ha insistido en que esa cifra rondará los 2.000 millones de dólares, un 2% de los 92.500 millones de dólares de ingresos registrados en el periodo que abarca desde 1997 a 2001.

El maquillaje de Xerox no es nuevo. El pasado mes de abril, la Securities and Exchange Commission le impuso una multa de 10 millones de dólares –la más grande a una empresa pública– por falsear sus resultados de ventas, que ascendían a 3.000 de dólares y sus beneficios brutos, cercanos a los 1.500 millones. La compañía justificó estas cifras por el alquiler de equipos en Europa, Latinoamérica y Canadá.

Nada más producirse la noticia, el banco de inversión Merrill Lynch rebajó el rating de Xerox de \”neutral\”, en el que había permanecido mucho tiempo, a \”venta\”.