BAQUIA

Xfera cancela sus proyectos en Cataluña

Los problemas continúan en Xfera. El cuarto operador de telefonía móvil UMTS cerrará sus oficinas en Barcelona y despedirá a la mayor parte de su plantilla en la ciudad Condal. Un pequeño número de trabajadores se trasladará a Madrid, ciudad en donde la compañía tiene previsto centralizar todas sus actividades. De igual forma, la firma dirigida por Antonio Cantón ha cancelado los proyectos que tenía previsto desarrollar en Cataluña, entre los que sobresalían la apertura de un centro de investigación y desarrollo (I+D) en el que se trabajarían aplicaciones y contenidos para Internet móvil, la instalación de un call center y la implantación de uno de los centros de informática del grupo.

Aunque Xfera abandone parcialmente tierras catalanas, proseguirá con la construcción de su red de estaciones UMTS, al igual que hará en Madrid. Asimismo, la compañía ha cancelado la construcción de su red en 16 ciudades españolas cuya población no sobrepasa los 250.000 habitantes. Xfera utilizará las redes de otras compañías para ofrecer su servicio en estas zonas.

El operador de telefonía de tercera generación está atravesando su particular calvario después de que se retrasara sine die el lanzamiento de la tecnología UMTS. La reestructuración interna en la que está inmersa no impedirá que Xfera siga enfrascada en su objetivo de mantener sus inversiones para desarrollar y perfeccionar esta tecnología, cuyo lanzamiento no está previsto hasta diciembre de 2003.

El retraso del UMTS ha dejado muy dañada a la compañía, que ha buscado formas alternativas para financiarse. Así, Xfera solicitó al Gobierno que le autorizara para operar a través de GSM, la tecnología que disponen los teléfonos móviles que se utilizan hoy en día. El ministerio de Ciencia y Tecnología dio un no rotundo por respuesta, lo que obligó a la compañía a despedir al 75% de su plantilla tras aprobar, el pasado 17 de octubre, la congelación de su proyecto hasta que se encuentre disponible la tecnología UMTS. La plantilla de Xfera estaba compuesta por 600 trabajadores.