BAQUIA

Xfera se verá reducida a la mínima expresión

Con la intención de gastar menos que un mechero a la espera de que lleguen tiempos más propicios para la telefonía móvil de tercera generación, y confirmando que no cree que se otee mejoría en el horizonte a corto o medio plazo, Xfera va a quedarse en apenas unos 35 empleados.

La que debería ser la cuarta operadora española de telefonía móvil, ya emprendió una importante reestructuración a principios de año que afectó a 317 trabajadores de los 650 que tenía en plantilla después de que el Gobierno le negara la autorización para operar a través de GSM. La idea entonces de la compañía era que el UMTS estuviera disponible durante los primeros meses de 2003.

Viendo que esta tecnología móvil no acababa de arrancar (parece muy difícil que llegue incluso en 2004), las cosas se han puesto aún más difíciles, y de los 210 trabajadores con los que contaba tras el expediente de regulación, pasado el verano apenas quedaban 146 (muchos se fueron voluntariamente). Ahora, fuentes cercanas a la compañía aseguran que apenas quedan 70 empleados, y que la mitad irán cayendo poco a poco. Eso sí, Antonio Cantón seguirá al frente de esta ‘increíble empresa menguante’.

Aún resuenan por los pasillos de todas las operadoras europeas, las fatalistas declaraciones del presidente de Ericsson, que aseguraba entre otras cosas que ningún país del Viejo Continente tendrá mercado suficiente como para dar de comer a tres operadoras de UMTS, una tecnología que empieza a parecer la fiebre del oro del nuevo siglo. Como entonces, muchos corrieron empeñando todo lo que tenían para hacerse ricos con algo que, de momento, no ha resultado ser más que una trampa de elefantes.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios