BAQUIA

Yo te divorcio por… 300 dólares

La tendencia de la sociedad estadounidense a realizar sus compras online, desde billetes de avión o tren hasta asientos en la ópera, está llevando a que muchas familias utilicen Internet de forma habitual para muchos de sus trabajos diarios.

Ahora, matrimonios rotos, en los que ambos cónyuges están de acuerdo en que el divorcio es su mejor salida, pueden utilizar Internet para divorciarse. Servicios jurídicos online especializados en atender divorcios existen desde hace un par de años y su popularidad está creciendo exponencialmente.

Según MSN, CompletCase.com y LegalZoom.com han atendido más 20.000 casos cada uno. Dependiendo del tipo de servicio que se demande, los honorarios van desde 50 a unos 350 dólares por caso.

De todas formas, todos estos especialistas online están de acuerdo en que sus servicios son sólo para matrimonios que estén de acuerdo en todo. No es adecuado en cuanto se tiene un cierto patrimonio y es necesario llegar a acuerdos sobre su reparto. Tampoco es recomendable cuando existen hijos del matrimonio y es necesario llegar a acuerdos sobre su custodia.

La creciente tendencia, en cualquier caso, está siendo muy comentada en círculos jurídicos, donde se la contempla como una intromisión en sus competencias. Los servicios online, todos ellos fundados por abogados especializados, se defienden alegando que, en ningún caso, están entrando en la asistencia jurídica de cierto nivel que requiere la presencia de un abogado con los necesarios conocimientos. Simplemente, están dando una solución barata a aquellos matrimonios que, jóvenes y sin posibles, pueden ahorrarse hasta 5.000 dólares en costes utilizando el servicio.

Están todavía más afectadas las comunidades religiosas que ven un instrumento más para facilitar el, para ellos, ya sencillo procedimiento del divorcio. Los líderes religiosos quisieran poder impedir este tipo de prácticas, pero a estos precios es poco probable que lo consigan.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios