BAQUIA

La colombiana Internexa utilizará el nuevo cable submarino de Telefónica

BRUSA, el cable submarino de 11.000 km de longitud que conectará Brasil y Estados Unidos se incorporará a Telxius, la nueva compañía global de infraestructuras de Telefónica

cable-submarino-telefonica

Telefónica ha anunciado un acuerdo con Internexa, compañía del Grupo colombiano ISA que ofrece servicios de infraestructura de telecomunicaciones, acceso a Internet y soluciones TIC en el continente americano. El acuerdo a largo plazo contempla la compra a la española de los derechos para la utilización de fracciones de fibra oscura en sus sistemas de cables submarinos BRUSA, un nuevo cable que conectará Brasil con Estados Unidos, así como en el SAM-1 y en el Pacific Caribbean Cable System (PCCS), un cable desplegado en consorcio con otras empresas el año pasado.

Estas nuevas infraestructuras permitirán a Internexa conectar Brasil y Colombia con Estados Unidos, ampliar su red de fibra óptica de 30.000 a 60.000 kilómetros e impulsar el desarrollo de la banda ancha en la región al tiempo que refuerzan su posición como una compañía de telecomunicaciones Tier-1 en el continente.

El acuerdo llega solo unos días después de que Telefónica anunciara el despliegue de su mayor inversión en un activo de infraestructura en una década, BRUSA, el nuevo cable submarino de 11.000 kilómetros de longitud que conectará Río de Janeiro y Fortaleza en Brasil con San Juan de Puerto Rico y Virginia Beach en Estados Unidos y que comenzará a operar a principios de 2018.

BRUSA se incorporará a Telxius, la nueva compañía global creada por Telefónica para optimizar sus activos de infraestructuras y que de forma progresiva irá incorporando algunos de estos activos, incluyendo parte de su red de torres de telefonía y de cables submarinos de fibra óptica.

Telefónica conectando América

La teleco española anunciaba hace unos días el despliegue de este nuevo cable submarino, cuya entrada en funcionamiento está prevista para comienzos de 2018, que permitirá proporcionar una capacidad de transmisión ultrarrápida, incrementar la conectividad de extremo a extremo y la disponibilidad de servicios de banda ancha ultrarrápidos.

El cable submarino de Teléfonica está llamado a mejorar la fiabilidad de las comunicaciones y proveer una mayor resiliencia mediante el aumento del número de puntos de acceso en Estados Unidos, el rendimiento general de la red global y la seguridad extremo a extremo.

La red internacional de Telefónica cuenta con más de 65.000 km de fibra óptica –31.000 de ellos en propiedad– que conecta Estados Unidos con el resto del continente americano y Europa.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios