BAQUIA

Ex-CEO de Microsoft

Steve Ballmer: de rey del software a magnate de la NBA

ballmer.jpg

El excéntrico Steve Ballmer, antiguo director ejecutivo de Microsoft y propietario de la franquicia Los Angeles Clippers de la NBA, desde 2014, ha vuelto a realizar otra aparición pública, en esta ocasión siendo entrevistado por el medio Fortune durante su presencia en la ciudad californiana de San Francisco.

Durante la conversación se mostraba tal y como es, sabio pero a la vez divertido en el trato algo que quedaba evidente cuando comenzaba la entrevista situando el mate que realizó en el Staples Center por debajo del nacimiento de su hijo en cuanto a importancia se refiere pero muy por encima del lanzamiento de Windows 95 o su entrada en Microsoft.

Se mostraba además feliz de haber tomado la decisión de abandonar Microsoft ya que consideraba que era su “plan, tener otra fase de la vida después de Microsoft” algo que también utilizó para justificar la salida incluso de la junta de miembros de la compañía de Redmond.

Por otro lado, Ballmer quiso opinar sobre la adopción de Linux para algunos de los productos de Microsoft ante lo que aseguraba que “todo es cuestión del momento, hemos hecho mucho dinero con nuestra postura contraria en el pasado”.

La realidad es que ese momento ya pasó, Windows tiene su lugar, Linux tiene el suyo y nuestros productos que compaginen ambas plataformas tienen muchas posibilidades de ofrecer grandes beneficios

De entre todos sus negocios activos actualmente, hay uno en el que está inmerso tanto económica como personalmente, se trata de un sitio web que muestra de qué manera las agencias gubernamentales explotan los presupuestos y cómo están repartidos dichos presupuestos. Un proyecto que, declara, está desarrollando junto a su mujer y que reconoce les plantea un reto con respecto al volumen de información actual. “Es caótica y cuesta mucho tiempo obtener una visión general que pueda entender la población”.

Hace ya algunos meses que se conoció la noticia de que Steve Ballmer adquiría un cuatro por ciento de acciones de Twitter, una compañía que no está viviendo su mejor momento financiero precisamente y que el propio Ballmer asegura que le ha llevado a “no querer volver a invertir”.

El hombre más rico de la industria deportiva

Steve Ballmer lidera la clasificación de los empresarios deportivos más ricos del planeta con una fortuna de más de 21.000 millones de euros seguido por otra personalidad de Microsoft, el cofundador Paul Allen propietario de los Portland Blazers cuya riqueza está valorada en 15.000 millones de euros.

La faceta de empresario deportivo, como propietario de una franquicia NBA , es la que le ha devuelto la pasión por invertir y plantearse el reto diario de desarrollar un producto de negocio. “Poco después de salir de Microsoft me reuní con los comisionados tanto de NBA y NFL, los dos deportes en los que estaba interesado”, explica.

Finalmente se decantó por invertir en un equipo baloncestístico, pero los problemas llegaron por parte de la Comisión: él quería “llevar una franquicia a Seattle”pero se topó con la negativa de esta a expandir el número de equipos o permitir mover franquicias ya fijadas. Fue entonces cuando pensó en las situadas en Los Angeles, surgió la oportunidad de adquirir los Clippers.

La transacción se materializó por más de 1.800 millones de dólares y a día de hoy se muestra encantado, “ser propietario de un equipo de baloncesto es muy emocionante, no es como intercambiar cartas de baseball para crear tus equipos imaginarios. No funciona así”.

Hablando en argot tecnológico, Ballmer lo compara con “lanzar un gran producto una vez al año; básicamente tienes un margen de seis semanas, desde el final de temporada hasta el 15 de julio en las que se concentran todos los negocios, los fichajes de los jugadores, se hace público y ya está”.”Todo el trabajo se hace en cinco o seis semanas”.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos



Comentarios