BAQUIA

Toshiba asume las pérdidas y hace oficial los recortes

Tal y como os contamos hace unos días, Toshiba no está pasando por sus mejores momentos. La multinacional japonesa ha hecho público sus previsiones de pérdidas, que ascienden a un total de 550.000 millones de yenes, que en euros son 4169 millones de euros. El ejercicio anterior las pérdidas fueron de  37.800 millones de yenes (286 millones de euros).

Toshiba asume las pérdidas y recortes

Toshiba confirma que serán 7000 los puestos de trabajo que serán eliminados de su división de “estilo de vida”. Además, la planta de fabricación de televisores que tiene la compañía en Indonesia será vendida, y que los recortes llegarán hasta 10.000 finalmente contando además con los trabajadores que se jubilen voluntariamente.

“Mediante la implementación de este plan, nos gustaría recuperar la confianza de todas las partes interesadas, incluidos los accionistas, y convertirnos en una empresa sólida”, expresa Toshiba en un comunicado emitido.

La reestructuración que prevé hacer Toshiba, además de los recortes, es buscar una alianza que afiance una de sus divisiones que más fuerza tiene, el negocio de ordenadores personales, mientras que abandonará directamente la fabricación propia en el segmento de productos audiovisuales que no le reportaba ningún beneficio, y se acordarán alcanzar acuerdos con terceros para licenciar la marca.

Las ventas anuales que Toshiba pretende alcanzar es de 6,2 billones de yenes, que corresponden a 47.003 millones de euros. La cifra es un 6,7 % inferior a la conseguida el año anterior.

Todo este plan de recorte y despidos de Toshiba llega después del escándalo descubierto el pasado verano. En la época estival se conoció que la compañía había inflado su beneficio en más de 1100 millones de euros durante los últimos 7 años.

En Europa, el negocio de Toshiba está basado prácticamente en la venta de portátiles y unidades de almacenamiento. De hecho, la compañía nipona se encuentra dentro de los líderes en la venta de unidades de memoria como SD, Compact Flash o los discos duros internos, tanto los mecánicos clásicos como los rápidos de estado sólido.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios