BAQUIA

15 años sobreviviendo sin Sega

SEGA deja de hacer consolas

En tiempos de dominio de Sony y su muy impersonal PlayStation, permitidme volver atrás en el tiempo para recordar una de las empresas que más ha hecho por la industria del videojuego: la añorada Sega.

La compañía japonesa es sinónimo de videojuego, de consola y mando de control, y sobre todo de arcade recreativo. El espectáculo visual actual en la industria (que es magnífico para los sentidos) poco tiene que hacer ante el encanto de antaño, y la ‘guerra’ que mantienen Sony y Microsoft es un juego de niños en comparación a la que hace años mantuvieron Sega y Nintendo.

Sega tiene en su haber grandes marcas. Aunque lamentablemente hay que reconocer que no todas fueros buenas. Sega no tuvo rival durante los años 80 en los salones recreativos. Nadie fue capaz de igualar sus éxitos arcades con aquellos muebles de impresión (Out Run, After Burner, Hang-On,…). El éxito empresarial de la compañía era incontestable en los Insert Coin.

El éxito sin embargo tardó en llegar en el mercado doméstico, con varios intentos que rozaron el ridículo comercial, aunque bien sirvió para que los directivos y sobre todo los diseñadores tomaran buena nota de ello. Así lanzaron primero Master System, una consola de 8-bits que aunque no logró competir directamente con la NES, al menos sirvió para arañar ventas a la consola de la Gran N en territorios europeos, como fue en España (ambas plataformas salieron a la venta el mismo año en nuestro país).

El éxito doméstico se hizo esperar algo más, y no fue hasta que Sega diera el paso de adelantarse a Nintendo y abordara los 16-bits cuando lo consiguió definitivamente. Su máxima era clara: barrer técnicamente a los rivales de aquel entonces (la mencionada NES y las máquinas de NEC en Japón). Gracias a la llegada de Mega Drive, Sega logró saborear el éxito rotundo, y se hizo un hueco definitivo en la historia de las consolas.

Pero la historia iba a cambiar. Y no fue tanto porque Nintendo contraatacara con su Super NES, con la que tuvo la mayor batalla empresarial que se recuerda en la industria, puesto que aguantó muy bien aquel llamado ‘cerebro de la bestia’, sino que fueron los propios errores de la compañía los que comenzaron a cavar la tumba de la que ya no saldría.

Aunque con la creación de Mega Drive tuvieron una visión espectacular del sector, con su final rozaron el más ridículo espantoso. Intentaron estirar su éxito comercial hasta límites insospechados, creando añadidos que convertían a la consola en un híbrido irreconocible. Primero fue aquel Mega CD que solo sirvió para ver películas interactivas, y luego intentaron sumar potencia, engañando vilmente a los dueños de la consola, con el Mega 32X, justo antes de que PlayStation llegara con su primera y mesiánica consola.

Mega 32 X fue el preludio de lo que iba a acabar siendo el funeral de Sega. Luego llegaron Saturn, una consola que fracasó estrepitosamente, y más adelante intentaron adelantarse al mundo con Dreamcast: la mejor consola de Sega que tan solo sirvió para que la compañía entrara en bancarrota.

En 2001, hace exactamente 15 años, los números de Sega eran tan rojos que definitivamente acabó por disolver su sección de hardware y se dedicó exclusivamente al desarrollo de videojuegos para otras compañías. Lo que permitió ver situaciones tan recambolescas en los años 90 como un juego de Sonic en Nintendo.

La historia de Sega ha dejado luces y sombras. Pero las luces son tan brillantes que nadie, con la excepción de Nintendo, ha podido pintar de negro lo que ya está escrito en letras de oro. Es tal el peso que Sega ha tenido en la industria que desde que no está se ha llevado por delante otros nombres. Y si no, que se lo digan a la propia Nintendo, más preocupada de buscar nuevas formas absurdas de sorprender al público que de sacar el genio que lleva dentro. Sega descansa en su tumba, pero al lado de su lápida hay otra esperando a que llegue su inquilino. Inscrito en ella hay una gran N. Los dos actores principales de los años 80 y 90 en la industria del videojuego descansarán muy pronto en paz juntos para siempre.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios