BAQUIA

Twitter lo inventó un anarquista francés en 1906

Juanjo Sánchez, Community Manager de Ufanbuilder

Feneon

De curiosidades está llena la vida y hoy, después de una semana ardua de trabajo en Social Media y Marketing Online, queremos compartir con vosotros una curiosidad con la que dar la bienvenida al fin de semana. Leyendo uno de los pasados números de Orsai (un proyecto editorial sin publicidad que os recomiendo conocer si os gusta la literatura) me encuentro con el curioso caso de Félix Fénéon, el que podríamos decir que fue inventor de Twitter en 1906.

Mucho antes de que existieran las redes sociales como las conocemos actualmente ya existía el concepto de Twitter (salvando las distancias, claro). Félix Féneón era un anarquista nacido en Turín en 1861 que pasó gran parte de su vida en Francia, donde falleció en 1944. Periodista, crítico de arte y director de varias revistas francesas, su vida destacó por la facilidad que tenía para redactar informaciones con gran síntesis narrativa. No tardó demasiado en llamar la atención su estilo claro, preciso y con ritmo.

Ya desde muy joven simpatizó con los movimientos anarquistas e, incluso, se le acusó como causante del atentado anarquista al restaurante Foyot en 1894. Registros e investigaciones dieron con restos de mercurio en sus oficinas pero, tras alegar que con él se podía fabricar barómetros, quedó en libertad. Sin embargo, su labor periodística y sus críticas de arte le encumbraron como uno de los personajes más importantes para la cultura, sobre todo, por ser el descubridor de Matisse y Seurat.

Pero, ¿por qué decimos que inventó Twitter? Porque en 1906 el diario Le Matin le encargó hacer una página de sucesos contados en menos de tres líneas. Asesinatos, peleas, incendios, tumultos y accidentes serían contados en apenas 140 caracteres con un estilo conciso, llano y abierto. En total, escribió más de 1.200 historias breves con frases como “Un quincuagenario desconocido, enorme y además hinchado tras un mes ininterrumpido de permanencia en el agua ha sido pescado en La Frette por el señor Duquesne” o “Louis Lamarre no tenía ni trabajo ni vivienda, pero sí algún dinero. Compró en una tienda de ultramarinos de Saint-Denis un litro de petróleo y se lo bebió”.

Si quieres saber más, puedes echarle un vistazo a esta interesante publicación y, también, puedes seguir sus frases en Twitter, donde se recopilan algunas de ellas. Pero, si lo que quieres es leer todas sus historias, puedes encontrar en la editorial Impedimenta el libro “Novelas en tres líneas” a un precio bastante asequible.

¿Fue Fénéon un visionario, o simple casualidad?


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios