Espere un momento por favor. Esta accediendo a Baquia con sus credenciales de Facebook

En tránsito: por qué la industria musical necesita un nuevo modelo de distribución

Publicado por en
  • Tamaño de fuente: Mayor Menor
  • Visitas: 63575
  • 0 Comentarios
  • Suscribirse a las actualizaciones
  • Imprimir

Me llamo Cristina García, cantautora, supongo. Empleo la suposición porque hoy en día el término “cantautor” es bastante confuso. Simplemente canto las cosas que veo, siento o pienso…

Hace ya algún tiempo decidí apoyar la música que hago invirtiendo mis últimos ahorros en un CD autoproducido. En un principio pasé por la “taquilla” de distintas compañías, sin mucho éxito, llegando a rechazar la oferta de una de ellas que no me pareció “adecuada”. Finalmente me lancé a la autoedición del disco, con la ilusión de llegar a muchas personas, y de ofrecer una mayor calidad en los temas. Además, con esto, quería ser independiente y evitar intermediarios.

Está claro que Internet es un enorme escaparate, accesible a millones de usuarios en todo el mundo, que podía ser la clave para dar a conocer mi trabajo. Precisamente estaba investigando sobre cómo colgar mis temas en Internet cuando me encontré, en esta misma web, con la opinión de muchos Internautas que iba en sentido contrario a mi primera intención: pensaba colgar las canciones "legalmente", con la idea de que hacerlo me reportase algo económico, y no sólo romántico, sencillamente porque me parece justo, porque creo que cuando alguien invierte energía, tiempo e ilusión en algo, necesita un mínimo de dinero a cambio.

Digo dinero, porque es lo que se usa en esta Tierra para vivir. Y conste que creo que cuando la música se convierte en "negocio" se pierde su esencia y su espontaneidad. Queda supeditada al mercado y a unos patrones creativos bastante dudosos... Pero un mínimo la mantiene.

Me sorprendió ver que en los comentarios del foro nadie -o casi nadie- se planteabasi la piratería hace justicia o no a quienes trabajan en la música. Y a cambio, lo que encuentro en Internet es una especie de lucha entre consumidores-amantes de la música-internautas (todos en un mismo frente) y las compañías de discos, como respuesta al monopolio de estas últimas, de los precios abusivos, y su capacidad de decidir sobre nuestros gustos. Gracias a la Red, nos hemos embarcado en una rebelión que deja en el medio, sin apenas respaldo, a quienes han creado y trabajado en la obra que disfrutamos.

Y si estamos de acuerdo en que no es justo que una compañía se lleve la mayoría de beneficios por delante de quienes crean la música, estaremos de acuerdo en que tampoco es justo que nos bajemos canciones sin que quienes las han hecho reciban nada de nuestra parte. Nos parece suficiente justificación eso de que ya ganan su dinero en los conciertos, donde a nadie le importa cuántos intermediarios hay, si la mayoría del dinero de nuestra entrada va o no al músico, si la agencia o manager o quienes regentan la sala se llevan tanto... Ni nos planteamos el posible coste que ha tenido para el músico esa grabación que nos bajamos. Ya estamos bastante indignados con las compañías, lo demás no nos importa. Y “además hacemos muy bien en tomar la música gratis", nos decimos.

Sin embargo, esto deja un vacío importante para los autores que no hacen conciertos. ¿Qué reciben ahora por su trabajo? ¿Sabemos si están de acuerdo en regalar su dedicación? Seguro que hay quienes responderían “sí” y quienes responderían “no”; ¿qué hacemos con los del no?

>Pues bien, me parece tan injusta una cosa como la otra. Antes eran las compañías las que abusaban del músico y ahora quienes bajamos la música gratis, sobre todo si hay muchos que están en el lado del “no” anterior. Pero claro, es un “abuso” a distinta escala, y por tanto, parece justificable. Me incluyo, porque aquí nadie está libre de contradicción. Es como si hubiésemos encontrado una forma de “Comercio Justo Musical”, sin intermediarios, pero al llegar a la tienda nos llevamos el producto directamente, sin pagarlo; como si en un comercio de este tipo nos llevásemos el paquete de café y saliésemos por la puerta sin pasar por caja, de forma que no llega recompensa a quien lo cultivó.

Si un CD costase 6 o 10€, me pregunto si íbamos a cambiar la posibilidad de tenerlos gratis. Es cierto que las viejas ideas mueren, como los viejos sistemas, y que las compañías, probablemente, desaparecerán. Pero la verdad, me parece que nos gusta demasiado eso de obtener algo a cambio de nada, o que "quien roba a un ladrón tiene cien años de perdón". Para mí, ésta tampoco es la forma de tratar a los músicos. Supongo que estamos en tránsito, y que aún no se ha definido cómo llegarán las canciones a quienes las escuchan. Si desaparece el concepto de “venta de grabaciones”, y pasa a ser una “forma de promoción”, es muy posible que cambie la manera en que están realizadas, que se hagan con menos medios, de forma casera o en directos, incluso que se anule la figura del productor (y hay buenísimos músicos que producen discos, como discos que se hacen enormes gracias a la producción)…O tal vez no, ¿quién sabe?

Todo está por hacer, y tendremos que cambiar nuestra mentalidad para adaptarnos a lo que venga y encontrar un sistema bueno para todos, y desde luego para la música. Tal y como funcionan hoy las cosas, me parece que si es deseable que nos pirateen, es más bien como un mal menor dentro de este caos que conocemos de la industria, pero no porque eso sea lo que realmente queremos.

Yo al menos. Sí quiero que se conozca la música que hago, y sí quiero que vengáis a mis conciertos. Y no, no quiero hacerme rica maleando algo que amo mucho, pero tampoco quiero quedar exhausta y sin recursos, que me permitan seguir haciendo algo tan bonito, que por supuesto, nació para ser dado, escuchado, regalado desde un punto sincero, pero que siempre necesita ser alimentado...o muere. Es así de simple, seguramente no morirá por la piratería, porque la música ante todo es vida, es directo, y no es imprescindible "enlatarla". Pero no por eso digamos que la piratería es justa, o buena. Ya sabemos que la música no va a morir por eso, pero sí puede ser que muchos músicos se queden en la cuneta, y desde luego, la piratería no les hace justicia.

Es cierto que la cultura se extiende a través de Internet como nunca antes había sucedido, y sin duda eso nos da poder a las personas, por encima de los estamentos y de cualquier Goliat, pero también es cierto que esta forma de “intercambio cultural” deja al descubierto a los autores, a quienes toman la materia prima y la hacen música. Desde donde estoy entiendo las posturas de ambos lados, y supongo que la reacción en contra del monopolio es “lógica”, pero llámese “piratería” o “libre intercambio de información”, el resultado es el mismo. ¿Qué hacemos con ese vacío? ¿Cómo pueden recibir quienes trabajan en la música un beneficio económico justo, que a su vez les permita seguir dedicándose a, por y para ella, y nos la sigan ofreciendo?

¡Ah! Estoy en tránsito, y aún no sé cómo os haré llegar las canciones que escribo...

0

Comentarios

  • No hay comentarios por el momento. Se el primero en enviar un comentario.

Deja tu comentario

Invitado Jueves, 30 Octubre 2014

Calendario de Posts

Loading ...

Últimos comentarios

Yo estoy ciertamente contento con él, no te arrepentirás. Además lo de que arranque tan rápido y que...
excelente producto, lo voy a adquirir
Debemos de entender para que queremos nuestro sitio web, ya que este puede ser solo una carta de pre...
Podemos iniciar con un Servidor (Home) esto nos ayudara a darnos cuenta de los huecos y áreas de opo...
Bueno, a mi me gustaría desarrollar una app para seguridad, un tipo geolocalizacion de patrullas, es...

Bloggers más activos

Redacción de Baquía
25472 post(s)
...
Rodolfo Carpintier
3920 post(s)
Llevo más de 30 años online. Primero utilizando Co...
Alba Barrera
154 post(s)
...
Manuel Daza
138 post(s)
Soy un apasionado de la tecnología y de los negoci...
Javier Lorente
30 post(s)
Soy Ingeniero de Teleco reconvertido, apasionado d...