Espere un momento por favor. Esta accediendo a Baquia con sus credenciales de Facebook

La importancia de la comunicación visual

Publicado por en
  • Tamaño de fuente: Mayor Menor
  • Visitas: 71683
  • 0 Comentarios
  • Suscribirse a las actualizaciones
  • Imprimir

Vivimos en un mundo dominado por las imágenes, en el que la información que nos llega suele aparecer en este formato, ya sea a través de películas, televisión e, incluso, Internet. Estas imágenes y símbolos afectan a nuestra comprensión, y nos condicionan a la hora de tomar decisiones, o de realizar elecciones. Por eso es tan importante poder dominar este lenguaje visual en el sector empresarial, gracias al que los empleados y los directivos pueden comunicarse de una forma más directa, sencilla, y fácil de entender.

Además, este sistema de comunicación es de vital importancia para llegar de una manera directa al público, que es proclive a prestar atención a imágenes antes que a palabras. Se trata, sin duda, de un conocimiento vital que puede suponer el triunfo el fracaso de una compañía concreta, y cada vez son más los empresarios que se acercan a estos conocimientos para mejorar su rendimiento y el funcionamiento de su firma.

Dave Gray, CEO y fundador de la compañía Xplane, es indiscutiblemente uno de los gurús dentro del sector, y para explicar sus conocimientos ofrece talleres por todo el mundo en los que analiza las principales técnicas utilizadas en este ámbito, y las claves para implantar eficazmente esta forma de transmitir información dentro de las empresas, con el objetivo de captar la atención de jefes, empleados o clientes.

Para comprender el funcionamiento de estas técnicas de comunicación, primero es necesario entender las métricas a través de las que una persona puede acercarse de forma sencilla a sus oyentes. Si bien muchos usuarios podrían definir el concepto de “comunicación visual” como todo mensaje captado por nuestros ojos, en realidad se trata de algo más sutil que todo eso, una forma de expresión gráfica capaz de transmitir sin palabras más información y matices que un texto escrito.

Un leguaje ¿común?

El lenguaje visual, compuesto por diagramas, dibujos o esquemas, se fundamenta en estas representaciones visuales que, a priori, pueden ser reconocidas por todos. Según Dave Gray, esta idea de comunicación aparece ya en la Prehistoria, con las pinturas de las cavernas, y ha marcado claramente la evolución de la lengua. De hecho, condiciona las actuaciones humanas, al transmitirnos ciertos mensajes.

Para poder desarrollar esta forma de comunicación, los emisores deben conocer quién es su audiencia potencial, y qué acción desean llevar a cabo. Los dibujos y demás formas de intercambio de información visual incrementan el interés de los receptores en un 89% y, por tanto, se trata de una herramienta de vital importancia a la hora de comunicar ideas de una forma mucho más sencilla.

Tan importante es saber cómo contar esas ideas, como qué queremos transmitir y por qué. Además, hay que tener en cuenta que aunque el lenguaje visual es universal, siempre existen diagramas o dibujos que pueden representar cosas muy diferentes, dependiendo de la región, la cultura, etc… Por lo tanto, se trata de una forma de comunicación mucho más global que los lenguajes escritos (que varían, por norma general, en cada país), aunque siempre hay factores que determinan qué tipo de símbolos debemos utilizar en un lugar, o momento, determinado.

La información visual es una herramienta de gran importancia para transmitir ideas de una forma más sencilla. Los usuarios deben conocer los símbolos universales (por ejemplo, una señal de prohibido el paso es reconocible en todo el mundo), y son éstos los más útiles a la hora de establecer un proceso comunicativo.

Algunas barreras

Sin embargo, y al igual que sucede con el leguaje escrito, Dave Gray ve también una serie de obstáculos que pueden dificultar el proceso de transmisión de información. Uno de los principales es la llamada disonancia cognitiva, que se produce cuando se encuentra una incongruencia entre las ideas y actitudes que presenta una persona, y que puede ser decisiva a la hora de comunicar de forma clara una información.

También hay que tener en cuenta el efecto bandwagon, por el que las personas compran o hacen algo, cuando piensan que la gran mayoría también se ha hecho con ello. Es decir, la gran parte de la población suele seguir tendencias que cree que el resto ha aceptado, por lo que este aspecto es fundamental a la hora de construir un discurso coherente y con sentido.

Aunque utilicemos la comunicación visual, pueden surgir otros problemas diferentes que dificultarían la transmisión de la información, como la ilusión de control (una persona que cree que domina una situación, cuando no es así), el efecto dotación (un objeto determinado tiene más valor una vez que lo tiene el usuario), y la tendencia a la confirmación (es más fácil defender algo que creemos y compartimos).

Las tres reglas de oro: atención, retención y transferencia

Según explica Gray a lo largo de sus talleres, estas dificultades de la comunicación visual pueden solventarse utilizando tres conceptos básicos: Attention, Retention, Transfer (atención, retención y transferencia). Son fundamentales para poder entender la comunicación visual, y para transmitir de una forma coherente las ideas.

Al hablar de atención, se refiere a los procedimientos que pueden ser utilizados para conseguir una implicación por parte de los receptores a la hora de captar los mensajes. Es decir, es muy importante que con nuestra exposición llamemos la atención de aquellos que nos escuchan, ya que sin su colaboración no habría feedback y la comunicación se vería anulada.

La retención se refiere a la capacidad de elaborar ideas que puedan permanecer un tiempo en los receptores. Si queremos que lo que digamos tenga alguna trascendencia, deberemos crear una situación propicia para que los oyentes no se pierdan, y para que retengan la información más importante. Para ello, según Dave, puede ser interesante dar ejemplos visuales más divertidos, o que requieran la colaboración de los usuarios. De esta forma, nos aseguramos su interés.

Por último, con la transferencia se refiere a la forma en la que vamos a hacer llegar esas ideas a las personas que nos escuchan. Si creamos gráficos complejos con multitud de links (enlaces) y nods (puntos clave) los oyentes se perderán y optarán por desconectar. Sin embargo, es mucho más útil fragmentar la información y ofrecer esquemas más sencillos y simples, cuyo contenido podamos captar de un solo vistazo.

0

Comentarios

  • No hay comentarios por el momento. Se el primero en enviar un comentario.

Deja tu comentario

Invitado Jueves, 23 Octubre 2014

Calendario de Posts

Loading ...

Últimos comentarios

excelente producto, lo voy a adquirir
Debemos de entender para que queremos nuestro sitio web, ya que este puede ser solo una carta de pre...
Podemos iniciar con un Servidor (Home) esto nos ayudara a darnos cuenta de los huecos y áreas de opo...
Bueno, a mi me gustaría desarrollar una app para seguridad, un tipo geolocalizacion de patrullas, es...
Totalmente de acuerdo, hoy en día la forma de vender ha cambiado, las PYMES deben tomar en cuenta qu...

Bloggers más activos

Redacción de Baquía
25472 post(s)
...
Rodolfo Carpintier
3920 post(s)
Llevo más de 30 años online. Primero utilizando Co...
Alba Barrera
154 post(s)
...
Manuel Daza
138 post(s)
Soy un apasionado de la tecnología y de los negoci...
Javier Lorente
30 post(s)
Soy Ingeniero de Teleco reconvertido, apasionado d...