Espere un momento por favor. Esta accediendo a Baquia con sus credenciales de Facebook

Linus Torvalds, el programador que vino del frío

Publicado por en
  • Tamaño de fuente: Mayor Menor
  • Visitas: 21013
  • 0 Comentarios
  • Suscribirse a las actualizaciones
  • Imprimir

Linus Torvalds nació un (seguro que frío) 28 de diciembre de 1969 en Finlandia sin saber que iba a plantar la semilla de una revolución informática.

Se puede decir que nació hacker: ya en su primera adolescencia se entretenía programando en ensamblador un Commodore (una vieja computadora que aún cuenta con adeptos). El lenguaje ensamblador es como el Miura de la programación. Era cosa de pocos años que acabara estudiando en la Universidad de Tecnología de Helsinki.

En la primavera del 91, mientras estaba en la universidad, este finlandés de 21 años empezó a trabajar en el desarrollo de un kernel basado en el sistema operativo propietario UNIX para computadoras con microprocesadores de Intel. Una vez creado, lo puso a disposición del público a través de un servidor FTP de la universidad finlandesa.

Linux era el nick de Linus en la universidad, para evitar que le acusaran de egocéntrico, quiso llamar a su creación Freax (free+freak+x), pero el gestor del servidor decidió que le gustaba más el nombre de trabajo de su amigo y decidió usar Linux. El resto ya es historia.

Ahora tocan dos pequeñas lecciones, una diferenciación de términos importante. La palabra Linux se refiere técnicamente sólo al kernel o núcleo del sistema operativo: la parte que se carga primero y que permanece en la memoria principal (Main Memory), por lo que es importante que sea lo más pequeña posible, y que provee a la otras partes y aplicaciones del sistema operativo de diferentes servicios esenciales como la gestión de la memoria o el almacenamiento en disco.

Pero de nada sirve un kernel si no forma parte de un sistema operativo completo, y de poco vale un sistema operativo si no cuenta con nuevas aplicaciones y sobre todo nuevos drivers, una pieza de software imprescindible para poder emplear los periféricos (teclados, ratones, tarjetas de sonido...).

Linus pronto se sumó a la filosofía del proyecto GNU (GNU is Not Unix) de la Free Software Foundation, convirtiendo Linux en un producto de licencia GPL (Licencia Pública General), y consiguiendo que numerosos desarrollos ya existentes le arroparan y que muchos programadores generaran otros nuevos.

Es decir, lo que Linus desarrolló fue el corazón de los actuales sistemas operativos open source, que actualmente también se conocen por extensión con el nombre de Linux, pero que son obra del trabajo conjunto de miles de desarrolladores de todo el mundo.




Linus, bajo el logo de Crusoe, junto a otros ingenieros de Transmeta

Siguiendo la senda de otros pioneros

Conviene señalar que, auque la aportación de Linus ha sido trascendental, este joven finlandés no ha hecho más que seguir los pasos y continuar las innovaciones y la filosofía de los que estuvieron antes que él.

Por ejemplo, Linus dio a luz a su kernel a raíz del OS MINIX, un sistema operativo basado en UNIX y extremadamente limitado, que escribió Andrew Tanenbaum, un profesor de informática alemán y especialista en diseño de sistemas operativos, en 1987 para ayudar a sus alumnos a entender un poco los entresijos de UNIX.

Cuando decidió que su creación se acogiera a la Licencia Pública General, estaba sumándose a la filosofía libertaria del software impulsada en los 80 por Richard Stallman, máximo responsable de GNU y defensor a ultranza del Free Software.

Remontándose algo más en el tiempo, también habría que recordar a Ken Thompson, Dennis Ritchie y Bill Joy, los programadores que desarrollaron UNIX en 1969 (el mismo año que vino Linus al mundo), en los míticos laboratorios de AT&T (AT&T's Bell Labs).

Algo más que unas líneas de código

Una vez logrado su objetivo, Linus hizo público el código fuente a través de la GNU General Public License (GPL) e instó a todo el mundo a participar en el desarrollo de este sistema operativo y de diferentes aplicaciones para conseguir su verdadero reto: conseguir que toda la gente que lo desease pudiera tener una relación directa, con control y libertad absolutos, sobre sus computadoras.

Esta fue la proeza que convirtió a Linus Torvalds en una figura pública y en un estandarte viviente para muchos programadores: creer que los sistemas operativos debían ser completamente accesibles y gratis, y poner la primera piedra, la más trascendental, para conseguirlo. Pero él siempre ha afirmado vehementemente que todo vino rodado, que no pretendía hacer lo que hizo. De hecho, Linus no quería crear un kernel, sino solventar un problema que le ocupaba por entonces: conseguir un programa que le diera acceso a los grupos de noticias Usenet.


El Crusoe TM 5400

Linus hoy

Linus es para los programadores lo que Búfalo Bill o Billy el Niño para los pistoleros: el mejor entre iguales y un ejemplo a seguir. Un individuo capaz de resolver en pocas semanas problemas que requerían meses a un equipo entero de profesionales. Si no se tuerce en los muchos años que le quedan por delante (no hay que olvidar que apenas tiene 30 años), es indudable que se convertirá en un ser legendario en la historia de la informática.

Eso sí, a menos que cambien mucho las cosas, Linus nunca estará en la lista de los hombres más ricos del mundo. Es un programador, un hacker, e indudablemente un hombre muy brillante, pero no es un directivo. Durante años trabajó en la universidad de Helsinki, dedicando todo el tiempo que podía a Linux, y desde 1996 trabaja como ingeniero de software en Transmeta, una compañía californiana creada en 1995 y participada en gran parte por el cofundador de Microsoft Paul Allen y la fundación George Soros. Su proyecto es el Crusoe, un secreto muy bien guardado durante meses que se desveló el pasado enero: un versátil microprocesador extremadamente compatible y de muy bajo consumo.

Linus combina su trabajo en Transmeta con el desarrollo de nuevas versiones del kernel secundado por un equipo de selectos lugartenientes. El año 2001 ha alumbrado la versión 2.4 de Linux.

Ni la universidad, ni su trabajo en Transmeta, por muy bien remunerado que esté, le dan el dinero suficiente como para codearse con Bill Gates y Lary Ellison en la lista de la revista Fortune. Tampoco parece preocuparle, él mismo ha reconocido en ocasiones que, aunque aprecia tener dinero, no es su principal meta en la vida.

Actualmente el finlandés más famoso del mundo vive en Santa Clara, California con su mujer y sus tres hijas: Patricia Miranda, Daniela y Amanda. ¿Y qué aficiones tiene que no tengan nada que ver con las computadoras? Pues parece que el discreto y pragmático Linus disfruta bebiendo cerveza Guiness con los amigos y practicando el tiro (sí, con pistolas) de vez en cuando.

Por último, y por si alguien desea contactar con él, su correo electrónico es: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

Para aquellos que prefieran el correo caracol:
Linus Torvalds
Transmeta Corp
3940 Freedom Circle
Santa Clara, CA 95054

0

Comentarios

  • No hay comentarios por el momento. Se el primero en enviar un comentario.

Deja tu comentario

Invitado Lunes, 21 Abril 2014

Calendario de Posts

Loading ...

Últimos comentarios

Como es habitual, un post muy acertado Rodolfo, propio de alguien como tú en constante contacto con ...

Bloggers más activos

Redacción de Baquía
25444 post(s)
...
Rodolfo Carpintier
3886 post(s)
Llevo más de 30 años online. Primero utilizando Co...
Alba Barrera
154 post(s)
...
Manuel Daza
94 post(s)
Soy un apasionado de la tecnología y de los negoci...
Javier Lorente
24 post(s)
Soy Ingeniero de Teleco reconvertido, apasionado d...